“Escribir en los tiempos de Twitter”. Así titulaba Héctor Abad Faciolince su columna del sábado en El Espectador. “La escritura ya no es una ‘obra’, como dicen, pomposos, mis excolegas escritores, sino un borrador. Ahora me equivoco en público”. En concreto, en Twitter, donde desde hace meses escribe un cuento largo o novela corta y donde en noviembre se celebrará el primer Twitter Fiction Festival. Quizás -¿por qué no?- participe E.L. James, autora de Cincuenta sombras de Grey, que acaba de desembarcar en Francia. Allí críticos y periodistas tratan de convencer a los lectores de que no lean esa obra plagada de clichés de sex-shop… Ah, y en Japón los fans de Haruki Murakami no llevan nada bien que el autor de Tokio Blues no haya ganado el Nobel de Literatura. Empezamos.

COLOMBIA

“Las horas que antes dedicaba a leer y escribir libros de papel, las uso (¿las pierdo?) casi todas leyendo y escribiendo en la pantalla, por internet. Y lo que escribía a mano o en computador, lo hago ahora directamente en la red”, escribía este fin de semana Héctor Abad Facionlince en El Espectador. Hace unos tres meses se dio cuenta de que había escrito mil trinos en Twitter, unas 70 u 80 páginas, así que decidió empezar un cuento largo o novela corta tweet a tweet, que puede seguirse en @AbadFaciolince.

The Guardian retó hace un par de semanas a 21 escritores para que probasen qué tal se les daba la ficción vía Twitter. Geoff Dyer, Helen Fielding, Ian Rankin o AM Homes, entre otros, no se achicaron ante el hashtag #140novel.

Y con tanto experimento parece que Twitter ha decidido escenificar el suya: esta semana ha anunciado en su blog la convocatoria de su primer festival de ficción, que arrancará el 28 de noviembre y en el que durante cinco días autores de todo el mundo experimentarán con nuevas formas de narrar con el hashtag #twitterfiction. Los autores seleccionados y el programa del festival se darán a conocer el próximo 19 de noviembre. (vía El Espectador, The Guardian, Twitter)

VENEZUELA

¿Hay un boom de narrativa venezolana? Guillermo Parra, autor del blog Venepoetics, asegura que sí. Entre sus favoritos de las generaciones recientes están: Carlos Ávila, Mujeres recién bañadas (Mondadori, 2009), Rodrigo Blanco Calderón, Una larga fila de hombres (Monte Ávila Editores, 2005), Dayana Fraile, Granizo (El perro y la rana, 2011), Ana García Julio, Cancelado por lluvia (Monte Ávila Editores, 2005), Liliana Lara, Los jardines de Salomon (Universidad de Oriente, 2008), Mario Morenza, Pasillos de mi memoria ajena (Monte Ávila Editores, 2008) y Gabriel Payares, Cuando bajaron las aguas (Monte Ávila Editores, 2008)”. ¿El gran problema? Se trata de un boom exclusivamente doméstico. “Los libros venezolanos no se consiguen fuera de Venezuela, no circulan ni en Latinoamérica ni aquí en los Estados Unidos”. (vía Moleskine Literario y Global Voices Online)

BRASIL

¿Va Amazon a comprar Saraiva SA Livreiros Editores, la cadena de librerías más grande del país y una de las editoriales más importantes? Afirmativo, informaba Bloomberg el pasado jueves citando una fuente anónima. El gigante digital busca nuevas áreas de crecimiento y Brasil es su prioridad. En Publishing Perspectives Carlo Carrenho pronostica qué pasaría en el mercado editorial brasileño de hacerse realidad la adquisición. (vía Bloomberg y Publishing Perspectives)

MÉXICO

Hace medio siglo que Gabriel García Márquez vive en Ciudad de México y la urbe ha conmemorado el aniversario con el lanzamiento de 40.000 carteles con cincuenta párrafos, propios o ajenos, dedicados al autor de Cien años de soledad y El amor en los tiempos del cólera. El artista Vicente Rojo ha diseñado los carteles, que muestran diez fotografías históricas de Gabo, algunas de ellas inéditas de juventud y otras actuales. (vía El Informador)

Lea la noticia completa en Papeles Perdidos (blog)

Visitado 514 veces
Trackback

no hay comentarios por ahora

Escriba su comentario