Por si alguien pensaba que tener presencia en el mundo online era garantía de éxito, un lugar donde tu mensaje destacaba por el mero hecho de ser 2.0, se equivoca.

Se trata de un canal donde día a día hay que luchar por destacar; donde la proliferación de los mensajes e impactos va en aumento, hasta el punto de pronto que también veremos la saturación en este medio.

Mindshare considera que en los próximos dos años las marcas habrán de emplearse a fondo para que su mensaje destaque entre la gran cantidad de información que a cada momento se vuelca en los Social Media. No olvidemos que los propios clientes también tienen la facultad de crear contenido, en cualquier momento y lugar, armados con sus dispositivos móviles. Además cuentan con una importante comunidad de fieles seguidores: sus amigos y familiares.

Está previsto que en 2016 las búsquedas móviles tripliquen a las que se realicen a través del ordenador. Por esta razón, el smartphone se convierte en la principal vía para llegar hasta el cliente; un punto de encuentro donde impactarle y conseguir su reacción. Si además eres capaz de que comparta tu contenido, podrás apuntarte un tanto.

Según indica IBM, el 90% de la información existente a día de hoy se ha generado en los últimos dos años. Se trata de una gran cantidad de contenido, que a día de hoy se sigue creando, y fácilmente puede debilitar la visibilidad de las marcas. Por ello, éstas han de preocuparse no tanto por conseguir fans, sino por generar interacciones y fomentar el engagement. Es triste pensar que solo el 10% de los usuarios que hacen “Me gusta” en una página, vuelven alguna vez a ella.

Conviene que las empresas se esfuercen por generar periódicamente contenido realmente interesante, que atraiga a los usuarios y sea capaz de mantener su interés por la marca. Asimismo, el big data es una importante fuente de información que ayuda a determinar qué es lo que mejor funciona, y predecir tendencias; de este modo la empresa puede optimizar sus recursos y reorientar su estrategia en función de las necesidades reales de su público objetivo.

Como suele decirse, diferenciarse o morir. La saturación supone un reto para apostar por la creatividad y calidad, que permitan destacar entre la gran masa de información que inunda los Social Media.

Lea la noticia completa en Puro Marketing

Fuente(s):
Visitado 553 veces
Trackback

no hay comentarios por ahora

Escriba su comentario