Twitter y Medios Sociales en 'Diario La Nacion - Argentina'







Con sus pros y contras, antes de las redes sociales, el fin de una relación de amistad o amor implicaba no saber nada más de la otra persona. Eso es historia. Facebook, Twitter, Skype y WhatsApp, entre otros, dificultan poner el borrón y cuenta nueva. Así, muchos encuentran casi imposible iniciar una nueva etapa sentimental.

En marzo de este año, Sabrina, empleada administrativa de 33 años e hincha de Atlanta, estaba leyendo la versión online del diario deportivo Olé, e hizo clic en un video titulado Viva el amor. En el clip aparecía su ex pareja pidiéndole la mano a su actual novia en medio de la cancha. Ese mismo día, Sabrina se fracturó la muñeca mientras practicaba fútbol femenino. “Salimos durante 10 años y cortamos hace 4. Sin embargo, verlo en Internet aún me desestabiliza”, confiesa.

Es que a pesar de que uno elimine el nombre de la persona que no quiere ver más en Twitter, chats y otros medios, esta medida sirve de poco, ya que siempre hay vías alternativas por las cuales se filtra la información. “Es muy fácil sacar a alguien del Skype, pero el problema son los amigos en común, que etiquetan fotos donde aparecen las personas con nuevos novios o pasándola genial, y a uno le llegan esas notificaciones”, explica Sabrina que, por este motivo, eliminó de sus redes sociales a los amigos que tenían en común y optó por no recibir las actualizaciones de sus ex familiares políticos.


Twitter presentó sus propios filtros de fotos para competir con  Instagram Con el antecedente del distanciamiento Instagram , ahora bajo el ala de Facebook tras posicionarse como la aplicación predilecta para publicar imágenes entre los usuarios de los teléfonos iPhone y Android, Twitter decidió dar un paso y presentó su propia función para aplicar filtros a las fotografías que toman los usuarios de la plataforma de microblogging.

Esta función ya se encuentra disponible en la última actualización de la aplicación de Twitter para los teléfonos de Apple y aquellos con el sistema operativo de Google, y dispone de ocho filtros que permiten darle un toque retro a las imágenes. Asimismo, permitirá redimensionar el tamaño de los retratos y realizar un ajuste automático de la luz y los colores de la foto.

De forma previa, en junio de 2011 la compañía lanzó su propio servicio de publicación de fotografías, una decisión que apuntaba a no depender de servicios de terceros al momento de visualizar los retratos tomados por los usuarios.

Para este desarrollo, Twitter contó con el desarrollo de Aviary, una empresa neoyorkina que provee servicios de edición de imágenes en plataformas como Flickr.


Las redes sociales burlaron la veda Los celulares y las redes sociales se convirtieron durante la veda electoral en Venezuela en un medio perfecto para la difusión de rumores, propaganda o información para los electores.

Que no se puede votar en pantalones cortos fue uno de los rumores más comentados y desmentidos por las autoridades, que, como la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, llegaron a catalogar las redes sociales como “la versión moderna” de “radio bemba”, es decir, el boca en boca.

Los simpatizantes de los diferentes bandos aprovecharon que el CNE no puede controlar Twitter, Facebook ni las líneas telefónicas para difundir mensajes proselitistas.


El Community Manager (CM), social media manager o, en buen español, administrador de comunidades, es uno de los roles que se abre camino en las organizaciones de la mano del crecimiento de las redes sociales y la posibilidad que ofrecen de estar cerca de los cada vez más numerosos clientes 2.0. Con un futuro laboral auspicioso, según los consultados, la demanda de estos nuevos especialistas en comunicación digital está a la orden del día.

“Las búsquedas son crecientes, sobre todo en aquellas compañías donde es importante la comercialización online y la interacción con los consumidores en las redes”, dice Juliana Varela, manager de Marketing & Sales de Michael Page Argentina. “Se buscan perfiles con background en marketing y comunicación, ya que no existe educación formal para ser CM, y con un manejo ágil de las redes sociales”, describe.

Al tiempo que la especialidad gana terreno, las tareas que demanda no son pocas y abarcan más que el manejo de Facebook, Twitter o Linkedin. “El CM es un experto en el análisis, seguimiento y la valoración de las conversaciones, menciones sobre la marca o empresa que se producen en blogs, redes sociales, Web, video sites. También en identificar tendencias en la red, como en crear contenidos que representen el punto de vista de la empresa sobre un tema o producto”, explica el español Francisco Vacas, coordinador del Programa Social Media Management de la Universidad Austral.


Pertenecen a la generación digital y tienen el desafío de manejar la comunicación de las empresas en redes sociales. Su vínculo con el mundo 2.0 es cómodo y natural, prácticamente crecieron con la tecnología como parte de sus vidas. Cuentan con estudios vinculados a la comunicación, los negocios o las relaciones públicas, pero además, son fanáticos de los dispositivos móviles y con conexión permanente, por lo que conocen la dinámica de Internet como nadie.

Allí, en ese nuevo mundo social, las empresas enfrentan a un consumidor activo, que participa, comenta y exige achicar las brechas que antes los separaban de ellas. Las empresas los buscan como parte indispensable del engranaje de la comunicación online porque cuentan con un conocimiento que hoy cotiza alto: cómo manejar en tiempo real la imagen de marcas y negocios, con los peligros y ventajas que encierra la era de la comunicación instantánea.

Los objetivos de la tarea de los community managers van desde generar relaciones a largo plazo con los usuarios, hasta ser fuente de información. Lo importante, según explican, es qué es lo que se dice y cómo, pero sobre todo, escuchar y contener al usuario.


Cuando uno piensa en el boom de las redes sociales suele asociarlo a la vida urbana, donde millones de personas se la pasan con la cabeza enterrada en sus computadoras y celulares, enchufados al mundo virtual.

Pero la explosión de las conexiones a través de la Red no sólo ha cambiado la manera de interactuar en las grandes ciudades. También las zonas rurales, tradicionalmente más remotas y desconectadas, están siendo transformadas por la aparición de estas nuevas herramientas tecnológicas.

Este impacto se siente con claridad en la región del Cono Sur, uno de los lugares del mundo con mayor penetración de las redes sociales .


Nunca se imaginó que lo conseguiría a través de Facebook . Sí por alguna recomendación, un amigo, un contacto. Hacía dos años que Diego Marcatelli, de 31, no tenía un trabajo fijo. Mientras tanto, se las arreglaba con uno temporario de eventos infantiles. Había tirado currículums en distintos negocios de San Nicolás sin respuesta. “Te vamos a llamar, nos vamos a comunicar con vos”, le decían, pero nunca le llegó nada.

A Germán De Bonis lo conocía de unas charlas que éste había dado en una ONG. Y, como le gustó lo que habló, lo agregó en Facebook . Y un día esa amistad virtual se activó: navegando por la red social se enteró de la existencia de un grupo creado justamente por Germán, CunsuEmpleos, donde subían las ofertas y demandas laborales de la zona. Con un sólo clic, Diego ya era miembro del grupo. Lo chequeaba a diario. Se necesita un mozo, un supervisor, un repositor. Y al mes, encontró algo que le interesaba: asesores de venta. Voy a probar se dijo. Contactó a Germán que le pasó la página a donde enviar ese currículum, y a pocos días ya tenía una entrevista. De 90 postulantes quedaron tres: Diego fue uno de ellos. Y hace una semana que ya está trabajando.

,

Mensajes de cuenta de Twitter de Chávez llegarán a móviles de venezolanos Los mensajes que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, difunda a través de su cuenta en la red social Twitter @chavezcandanga podrán llegar a los móviles de los usuarios que se suscriban, incluso de aquellos sin acceso a internet, informaron hoy fuentes del proyecto.

El servicio permitirá a quienes se suscriban, principalmente a los usuarios sin acceso a internet o que no visitan las redes sociales, recibir vía mensaje de texto en su móvil los comentarios del gobernante venezolano a través de Twitter.

“El servicio está ya activo totalmente”, dijo a Efe un integrante del equipo @chavezcandanga, quien indicó que con esa iniciativa “se amplía” el espectro de personas a las que llegarán los mensajes del jefe de Estado.

Indicó que los mensajes serán recibidos por personas que “no necesariamente tengan cuenta de Twitter” o que no posean un teléfono “inteligente” o con conexión a internet.


En un post perdido entre los blogs de 2007 alguien utilizaba Twitter y no sabía muy bien para qué podría servir. Armé mi cuenta personal ( @parselis ), publiqué, seguí a desconocidos y gestioné follows por exploración y recomendación. En esa primera comunidad compartíamos links, utilizábamos la sintaxis del RT (retweet) y encabezábamos con @ cuando respondíamos a otro usuario. No había apps (aplicaciones) con mentions (menciones), replies (respuestas), retweets (retwitteos) ni URL shorteners (acortadores de URL). Era como tirar una piedrita a la red y tratar de entender qué pasaba. Encontramos un modo de conversar, compartir materiales y experiencias, con disposición a hablar de igual a igual con los demás.

Con muchos trabé amistad y trabajé en proyectos. Entrené una práctica colaborativa difícil de hacer en otras plataformas. La combinación entre personas con actitud de colaboración, sobre un espacio abierto, con acceso a mensajes públicos, donde se genera lo más puro de cualquier red: el vínculo; no podía dar otro resultado que este.


Mafalda, el célebre personaje dibujado por Quino, lleva una esquirla en la mano, levanta la cabeza y se la muestra con un gesto de inocencia a su madre, que la mira sorprendida en el salón de su casa. Al fondo, un balón pica.

-¿Qué es eso? -pregunta la madre.

-Bueno -replica Mafalda-, para vos es sólo una esquirla de un jarrón, pero para un noticiero sería una pequeña muestra de la magnitud del desastre acontecido.

Esta viñeta, tomada de la infancia y de la memoria (disculpen los mafaldófilos si no es absolutamente precisa), es una buena analogía de lo que le ha sucedido a Facebook estas últimas semanas. La decisión de General Motors (GM) de retirar su publicidad de la compañía de Mark Zuckerberg supone que la red deja de recibir unos 40 millones de dólares anuales. Es una cantidad limitada, pensando en un coloso que vale 90.000 millones de dólares, pero muchos expertos creen que es una inquietante voz de alarma que pone en duda el valor de las redes sociales como canal de ventas y, lo que es más grave, la presencia en ellas de grandes empresas.


A partir de esta semana, el salón VIP de la compañía Cathay Pacific Airways del aeropuerto de San Francisco no sólo estará disponible para quienes tengan tickets de primera clase: también abrirá sus puertas a los pasajeros más influyentes en las redes sociales.

Para determinar quiénes tendrán el derecho de admisión a la zona reservada, la aerolínea usará la herramienta Klout, una aplicación de Internet que califica a todos los usuarios de Twitter con un puntaje de 0 a 100. Para ingresar al lounge, los usuarios deberán tener por lo menos 40 puntos.

No sólo Cathay Airways empezó a premiar a los “twittstars” y usuarios avanzados de Facebook: empresas como Disney, Audi, Ford, Kraft y consultoras de recursos humanos ya utilizan Klout para identificar a los marcadores de tendencias en la Red.


Los vengadores llegan hoy a cientos y cientos de pantallas de Estados Unidos. Y las cosas no pueden pintar mejor para Disney, la compañía ahora distribuye las películas del estudio -y la editorial- Marvel. Primero, porque el pasado fin de semana recaudó en todo el mundo más de 300 millones de dólares (y ahí entran los 5,3 millones de euros que obtuvo en España, donde ayer ya había superado los 8,6 millones). Y segundo, porque las redes sociales de Internet bullen: en Estados Unidos ya hay empresas que miden, tanto en calidad como en cantidad, los tuits (mensajes en la red Twitter) y las menciones en otras redes como Facebook.

En un artículo publicado en The Financial Times, Ben Carlson, cofundador de la compañía Fizziology, apunta a que Los vengadores logrará entre 135 millones y 150 millones de dólares (de 82 millones a 91 millones de euros). “Para la última película de la saga Crepúsculo pronosticamos unos 140 millones de dólares y recaudó 138,5 millones”. ¿Cómo lo hacen? Analizando tuits, posts en diversos blogs y ruido mediático en otras redes sociales. ‘¿Para qué hacer las clásicas encuestas de Hollywood si en realidad la gente ya te está ofreciendo gratis su opinión?’, explica Carlson.