Twitter y Medios Sociales en 'Gestion.pe'







Enrique Dans, profesor de la institución, resaltó que las acciones de la red de microblogging serían de gran atractivo para los inversionistas, pues generarían un gran valor a futuro. Ello debido a estar muy bien gestionada y ser de uso masivo.

¿Cuál será el precio al que comenzarán a cotizarse las acciones de Twitter? Para Enrique Dans, profesor del IE Business School, esta es la única duda que debería generar la incursión bursátil de la red de microblogging.

“Sólo un necio confunde valor y precio”, dijo. La cotización inicial de los papeles de Twitter será determinada por los bancos de inversión, quienes podrían comenzar poniendo un precio alto para desincentivar la especulación y fomentar la entrada de más inversionistas con horizonte de largo plazo.


Pascal Portanier, especialista en marketing de empresas premium, cree que el Internet no es su mejor aliado. “Los blogs también son un canal peligroso porque el comentario de las personas no siempre puede controlarse”, señaló.

¿“Las redes sociales” son un canal que las beneficia las marcas de lujo?

Son canales neutros y diría que hasta negativos para las marcas de lujo, porque no aportan ninguna diferenciación entre sus consumidores, y este es un factor base para el lujo.

¿Son efectivos otros canales virtuales?

Otros canales son los blogs. Las marcas se construyen en base a su imagen y lo que necesita la marca es controlar su posicionamiento y el blog, siendo un canal abierto, no permite ese control. Va un poco en contra de las estrategias de las marcas de lujo y todo lo que transmite.


Para implementar un plan de marketing en el universo online, Milton Vela, director de Café Taipá, considera cinco pasos fundamentales a seguir. En ese contexto, aclara que los indicadores de negocio no son equivalentes a los indicadores de una red social, referidos al número de fans o de seguidores activos. Adicionalmente, sostiene que el mensaje debe ser corto, conciso y atractivo para lograr su retransmisión.

A continuación, conozca en qué consiste estos cinco pasos:

1. Tener claro el objetivo del negocio. Se trata de un paso indispensable a seguir, cuando se efectúa un plan de marketing, ya sea digital o no. Se debe tener claro qué busca el cliente o qué resultado desea obtener la empresa, ya se trate de ventas o de enfocarse en la inversión publicitaria en el universo online. El objetivo de negocio debe ser claro, al igual que el presupuesto.

2. Investigar la marca y su entorno. La investigación no debe limitarse a conocer el trabajo online de la marca. No es suficiente saber cómo marcha la administración de la cuenta oficial de Facebook o Twitter. Es fundamental observar la presencia de la marca en general, qué es lo que se está hablando de ella y qué valor se le está dando. El análisis detrás del tema digital es -de igual manera- indispensable. Es decir, cuál es la participación de la marca en el mercado, y si dicha marca pertenece a una empresa más grande, saber qué valor tiene esta última.


De acuerdo a las fuentes consultadas por Forbes, los vendedores necesitan desarrollar relaciones, ya que éstas les permitirán, a lo largo del tiempo, contar con clientes potenciales.

Paso 1: Únase a una comunidad y cree un personaje

“Se empieza pasando algún tiempo con la herramienta que va a utilizar”, recomienda Jennifer Fong, experta en ventas en medios de comunicación social. Construya una cuenta personal, converse y conozca las normas y expectativas de la comunidad. Luego cree un personaje simpático y digno de confianza dentro de dicha comunidad. Evite comentar demasiado en búsqueda de que la gente visite su sitio. No haga mal uso de las redes sociales. Muéstrele a su red que usted es un recurso amable, digno de confianza.


La presencia de empresas o marcas en redes sociales es cada vez mayor. Los Community Manager no solo deben saber cómo afrontar una crisis, también deben tener la capacidad de prevenirla. Un plan de contingencia puede evitar una retroalimentación negativa por parte de la comunidad de seguidores.

Si bien los administradores de redes sociales deben estar preparados para actuar ante una crisis, también deben tener la capacidad de establecer métodos de prevención, para evitar la insatisfacción de los usuarios respecto al producto o servicio ofrecido.

A fin de prevenir este tipo de inconvenientes, los Community Manager deben planificar cuidadosamente las publicaciones que se realizarán a través de Facebook, Twitter y otros canales de comunicación. En coordinación con su cliente, los administradores pueden establecer semanalmente qué anuncios o promociones se efecturán. Así se evitará informar erradamente sobre algún tipo de oferta que aún no ha comenzado. Recuerde que este tipo de equivocaciones suelen originar crisis en redes sociales.


Todos hablan de y en las redes sociales. Parece que tuvieran vida propia y su avalancha de “interactividad” es más que abrumadora, capaz de hacer sentir que si “no estás ahí”, entonces debes estar haciendo algo mal. Un reciente artículo del Financial Times (FT) trata de probar lo contrario y le da la razón a muchas empresas que no tienen un fanpage o una cuenta en Twitter.

“Por un lado, tienes al autor independiente, cantante o artista que no puede dedicarse a lo que hace y tuitear todo el tiempo y, por el otro lado, tienes instituciones a las que les iría muy bien simplemente con un buen sitio web”, dijo Seth Godin, especialista en medios sociales, para el FT.

En Reino Unido, podemos ver empresas que comparten esta opinión. James Purdey & Sons, un fabricante de armas inglés con casi 200 años de participación en el mercado, es un ejemplo de ello. “Conocemos a todos y cada uno de nuestros clientes, así que nuestra inclinación a ‘dar toques’ (en Facebook) o tuitear no es necesaria”, dijo la compañía.


Existe un gran malentendido con respecto a la creación de comunidades desde un punto de vista estratégico. Pocos lo entienden y los supuestos gurús y community managers enfocados en lo operativo no ayudan a aclarar la situación.

Las redes sociales online son simplemente una herramienta que, entre otras cosas, pueden ayudar a interactuar con los miembros de una comunidad, pero no son en sí mismas una estrategia de comunidad. Una estrategia de este tipo viene de mucho más atrás y las redes sociales son sólo una de las formas de viabilizarla. Pensar lo contrario es poner la carreta delante de los burros.

Susan Fournier y Lara Lee publicaron en 2009 un interesante artículo en el Harvard Business Review donde describen algunos grandes mitos de la gestión de comunidades (Getting Brand Communities Right). El artículo poco tiene que ver con las redes sociales online. Se les menciona tal y como lo que son: una herramienta de ejecución; nunca el punto de partida de una estrategia.


Redes Sociales: ¿Reemplazarán a los medios "tradicionales" o no? Durante los últimos años hemos venido escuchando que en el corto plazo las redes sociales reemplazarían a los medios como la herramienta para generar preferencia hacia las marcas.

Las redes sociales han sido adoptadas masivamente por los consumidores. La mayor red social, Facebook, cuenta con 955 millones de usuarios activos. La mitad se conecta en promedio 3.5 veces por semana.

Sin embargo, a la fecha es cuestionable que las redes sociales, por si solas, puedan construir marcas y generar incrementos significativos en ventas. Hay casos exitosos, por ejemplo Blendtec, pero son escasos. La TV y otros medios siguen jugando un rol importante.


El precio del status online: En twitter puedes comprar mil seguidores por 18 dólares La existencia de perfiles falsos en Twitter no debería ser ya sorpresa para nadie. Lo que sí puede llamar la atención es el creciente negocio que hay detrás de ellos con compra y venta de followers, informó hoy el portal del diario El Cronista de Argentina.

El objetivo es que el personaje aparente ser más influyente de lo que en realidad es (tiene más followers), o hacer parecer que un tema o campaña son más populares de lo que efectivamente son.

Pero así como se utiliza mucho esta estrategia a nivel político , también hay gente que intenta aparentar lo que no es. En Argentina, si uno ingresa a sitios del estilo Mercado Libre, puede encontrar diferentes “oportunidades” para hacerse de una buena base de seguidores que le den el “status” online tan anhelado.


“El número de seguidores en Twitter que alguien tiene no lo convierten en un experto, lo cual es obvio, pero desafortunadamente malinterpretado”. Así comienza Brad Smith, consultor de marketing digital y fundador de FixCourse , a presentarnos una industria en formación en la que algunos buscan incursionar, muchas veces contradiciendo las evidencias de comportamiento en las redes sociales .

Smith publicó un artículo en el portal Social Media Today explicando las tres mentiras que pueden desviar a quienes buscan desplegar iniciativas comerciales en el mundo de los medios sociales en internet:

1. “Los comentarios en los blogs son importantes”

A los gurúes en social media les encanta dar el consejo genérico del tipo “sé más humano”, “interactúa con tus clientes” y “genera contenido increíble”. Cuando les pides explicaciones, usualmente dan como ejemplo los comentarios en blogs.

Lo mínimo que dice la regla de internet es una norma general que indica que la mayoría de gente (90%) consumirá contenidos, mientras que muy pocos (9%) interactuarán con él o lo crearán (1%). Lo que se debe tomar en cuenta son los tipos de usuarios por industria.


Una aplicación social (fan page) correctamente gestionada permite fortalecer el posicionamiento, lanzar nuevos productos y promociones, atender consultas, instruir a los clientes en el uso de nuestros servicios, solicitar retroalimentación, generar registros para luego vender, entre otros.

Sin embargo, las redes sociales no son varitas mágicas que por sí solas permiten lograr los objetivos de negocio. Un paso previo indispensable es contar con un producto o servicio de calidad con un posicionamiento único y relevante para un grupo objetivo claramente definido. Sobre esta base sólida, recién será posible implementar iniciativas efectivas en las redes.

Una aplicación en redes sociales no compensará debilidades significativas en el marketing mix de una marca. Por el contrario, la dinámica de las redes hará aún más evidentes las falencias a nivel de producto o servicio. Asimismo, los esfuerzos que se dediquen a administrar la aplicación social serán más bien un distractor, que evitará que la empresa se concentre en temas más críticos que la afectan en esos momentos.


La semana pasada mencioné dos lineamientos generales para generar interacción en una aplicación en redes sociales: gestionar con visión de largo plazo la relación con los seguidores y asegurar que las acciones que se propician sean muy fáciles de llevar a cabo.

Sin embargo, también debemos establecer buenas prácticas específicas que nos ayuden a incrementar la efectividad en el día a día. Algunas de las preguntas que debemos respondernos son: ¿Cuál es el número idóneo de posts? ¿En qué horarios publicar? ¿Qué formatos utilizar? ¿Cómo presentar la información de nuestros productos?.

Para estas interrogantes no existen respuestas universales que abarquen todas las categorías y públicos objetivo. Cada uno presenta particularidades que debemos tener en cuenta.