Twitter y Medios Sociales en 'LaVanguardia.com - España'







Las grandes empresas se mueven a las redes sociales y aumentan la inversión en marketing digital Estamos ante un cambio de paradigma en la comunicación. Los nuevos canales y dispositivos han provocado una evolución rápida y radical en los hábitos de las personas. Empresas, instituciones y entidades deben adaptarse a las nuevas prácticas del consumidor para conectar con él y adecuarse a su ritmo, pero la rigidez de las estructuras tradicionales y un contexto económico adverso han restado capacidad para reaccionar con la velocidad necesaria a la mayoría de estos actores.

Cinco grandes compañías que se encuentran en pleno proceso de adaptación compartieron su experiencia en este complejo proceso en el foro Epsilon para Digital Managers que tuvo lugar en EsadeCreápolis a través de las profesionales que más de cerca lo están viviendo, sus responsables de marketing digital, Ana Martin (Phillips) María Abad (Ford) Mireia Guix (Tous) Bea Bahima (Bacardí) y Catalina Pons (Intervida).


Las diez marcas más seguidas en las redes sociales La empresa de medición y análisis de audiencias en redes sociales Track Social elabora una reveladora lista de métricas sobre el seguimiento que reciben las principales marcas en sitios como Facebook, Twitter, LinkedIn, YouTube e Instagram.

Aunque el ránking general lo lidera Facebook, el mayor número de seguidores corresponde a YouTube. 76 millones de personas siguen a la plataforma de vídeos más popular en los principales medios sociales, a través de los cuales promueven noticias, tendencias, y viralizar sus contenidos audiovisuales. Facebook ocupa el segundo lugar con 69 millones de seguidores. La empresa utiliza su presencia en los medios sociales, especialmente su propia plataforma, para informar a sus usuarios sobre las actualizaciones del sitio y las noticias relacionadas con la web. Zynga Poker es el tercero en la lista con 64 millones de seguidores. Resulta especialmente existoso su uso de Twitter para prestar asistencia técnica a sus usuarios.


Apple parece estar interesada en que Twitter esté integrada en varios de sus productos. Siguiendo la senda que ya ha marcado con la integración de la red social en iOS, la compañía podría estar pensando ahora en integrarla en su tienda de contenidos multimedia iTunes.

Desde el año pasado, Apple valora la idea de colaborar con Twitter para integrar el servicio de la red de microblog en sus sistemas operativos y otros productos, según indica The Wall Street Journal en su blog de tecnología, Digits. Este proyecto ya es una realidad en el sistema operativo de Apple, iOS. Según indica el diario, que cita fuentes cercanas a ambas compañías, las negociaciones entre ambas compañías no han llegado a materializarse, pero el acuerdo podría llegar dentro de poco.

Las conversaciones entre ambas empresas valoran la futura integración de Twitter en varios productos, lo que para Apple supondrá el cierre de su propia red social para iTunes, Ping, debido a su falta de éxito. Los usuarios de iTunes podrán vincular sus cuentas de Twitter y Ping para realizar determinadas acciones, como la búsqueda de seguidores en ambas redes.


Los científicos, los médicos y los educadores son los profesionales que transmiten una mayor confianza en las redes sociales, con una credibilidad similar a la de los amigos, los familiares y las organizaciones no gubernamentales (ONGs), y lejos de las empresas y los políticos. Así se explica en las conclusiones de una investigación desarrollada por el experto Ángel Alloza y publicada en el último número de adComunica. Revista de Estrategias, Tendencias e Innovación en Comunicación, en la que se recuerda que el ciclo actual puede ser denominado con toda razón “economía de la reputación”.

Cuatro grandes compañías españolas –Aguas de Barcelona, BBVA, Telefónica y Repsol– se unieron en 2002 para fundar el Foro de Reputación Corporativa (fRC), hito en el que intervino el autor de este artículo. El proyecto creció rápidamente e integró a firmas tan relevantes como Abertis, Adif, Criteria, Ferrovial, Danone, Gas Natural Fenosa, Iberdrola, Iberia, Renfe, Repsol, Sol Meliá, etc. Cuatro años después, en 2006, se presentaba en Nueva York un modelo para medir y gestionar la reputación corporativa, el RepTrak, financiado por el fRC y con la dirección técnica de la consultora norteamericana Reputation Institute.


Chávez regala una casa a su seguidora tres millones en Twitter En los años sesenta, la España de Franco convirtió en costumbre el recibimiento y agasajo a bombo y platillo del turista un millón de cada temporada. El nodo daba cumplida cuenta del acontecimiento. Los tiempos han cambiado, pero no en todo. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, acaba de regalar una casa a su seguidora número tres millones en Twitter; por cuenta del Estado, claro. La beneficiaria es una joven de 19 años residente en la isla de Margarita y agradecida fan de su benefactor.

El mandatario utiliza la red social desde hace un par de años, con notable frecuencia. Desde su cuenta @chavezcandanga, Chávez se comunica con sus ministros, ataca a sus adversarios y anuncia sus decisiones. En parte por su aversión al silencio, en parte por las limitaciones físicas que el cáncer y su tratamiento le imponen desde hace casi un año, puede decirse que el líder venezolano ha convertido Twitter en toda una herramienta de gobierno.


El 53% de los españoles en redes sociales son fans de una marca El 53% de los internautas españoles que se declaran usuarios de redes sociales son fans, al menos, de una marca en estas plataformas, según un estudio de Yahoo y la Asociación Española de Anunciantes (AEA) presentado hoy en el marco del VIII Foro Profesional del Anunciante.

Yahoo y la AEA han informado de que el 29% de los jóvenes entre 16 y 24 años encuestados para el estudio afirmaron seguir a más de diez marcas en sus perfiles. En el caso de los mayores de 55 años, la proporción baja hasta el 8%. Del total de los que afirman ser fans de alguna marca, un 70% siguen a entre una y cinco firmas, mientras que un 14% siguen a entre seis y nueve marcas y el restante 16%, a diez o más.

En cuanto a cómo llegan los internautas a los perfiles de las marcas en las redes sociales, el 69% de los preguntados respondieron que lo hicieron a través de la publicidad digital; un 35% supieron de la existencia de estos perfiles por comentarios de amigos, y un 20%, por los anuncios de televisión. Los principales motivos por los que siguen a las marcas son la virtud de compartir información relevante para los usuarios, las ofertas y descuentos y la identificicación con los valores de las empresas.

,

Bajo la etiqueta #ididnotreport (yo no denuncié) cientos de víctimas de abusos sexuales en el Reino Unido se confiesan en la red social

Las redes sociales han cambiado la forma en que la sociedad se comunica. En su corta historia, han servido no solo para mejorar la manera en que los usuarios se relacionan, sino también para impulsar el apoyo a diversos movimientos sociales. Ahora, Twitter se ha convertido en una vía para denunciar lo que cientos de víctimas de abusos sexulaes nunca antes se habían animado a contar.

,

Redes sociales: del bar a la bolsa Las plataformas con millones de usuarios se posicionan en la era post-PC como puerta de entrada a internet

Por primera vez la tecnología que utilizan los usuarios es más sofisticada que la que tienen las empresas. El fenómeno se llama consumerización y representa un cambio de paradigma con tres coordenadas: social, local y móvil. Las redes sociales son su máximo exponente, y de sus consecuencias sociales y empresariales poco puede decirse más allá de que son impredecibles.

(Consumerización: cualquiera puede hacer seguimiento de sus finanzas personales o gestionar sus aficiones con aplicaciones táctiles en el iPhone o el iPad, hablar con amigos por Skype, compartir fotos por Picasa, tener conversaciones sobre sus temas de interés en Facebook o hacer una quedada en Google+. Y luego, en el trabajo, encontrarse con sistemas cerrados, de paleolítica usabilidad y antipática compatibilidad con todas las nuevas aplicaciones y dispositivos).

Las redes sociales son él éxito y el tormento del momento, pero en su versión digital; porque las redes sociales han existido siempre, y seguramente la mejor de todas sigue siendo la del grupo de amigos compartiendo unas cervezas, o la de la familia reunida en una comida de celebración. Pero las redes sociales de las que hablamos ahora, las mismas que seducen y abducen a sus fans y asustan a quienes las ven como adicción ociosa y absurda, calientan motores para saltar al Nasdaq. Se aprendió de la primera burbuja de internet, pero el terreno vuelve a ser nuevo, no hay histórico para comparar. Y desde la incertidumbre, es fácil volver a confundir la gimnasia con la magnesia.

Pero “la gente ha perdido el miedo a compartir conocimientos o fotos”, asegura Ricard Castellet, jefe de social media en LetsBonus. “Puede haber un punto inicial de desconocimiento, pero enseguida se supera: la gente es consciente de lo que hace, y el retorno en forma de experiencia, de contenidos, es superior a la vergüenza o el miedo”. Socialmente, la ruptura es evidente: “Durante siglos, quien tenía el conocimiento tenía el poder. Ahora, el poder lo tiene quien comparte más conocimiento”.

Empresarialmente, hay dos grandes temas que justifican el interés que despiertan las redes sociales. Uno, su papel como puerta de entrada a internet, teniendo en cuenta que en la era post-PC se considera que “quien tenga la entrada es quien dominará el ecosistema”, dice Javier Zamora, profesor del Iese. “Hasta ahora se entraba por Google, pero los nativos digitales, y desde el móvil, ya lo hacen por Facebook o por las aplicaciones”.

Y dos, que las redes sociales han evolucionado, desde su papel inicial como plataforma de interacciones entre personas, hasta ahora que ya son interacciones entre estas personas y sus intereses: entonces su valor estratégico es inmenso. “Las redes ya no son sólo sociales, sino de interés: aceptas conversar con tus juegos, músicos, marca de ropa o equipo de fútbol favoritos”, explica Sandra Sieber, del Iese. “Si estás en un bar con amigos, no aceptas que te vengan a vender nada. En cambio, ahora ha cambiado la predisposición: cuando tu aceptas a una marca en tu Facebook, monetarizar es más efectivo. Y de cara a la publicidad: Google personaliza los anuncios en función de tus búsquedas; Facebook puede afinar mucho más al hacerlo en función de tus intereses”.

Todo está pasando ahora mismo: es un momento de incertidumbre. Algunas marcas (por ejemplo, Gap) han cerrado su tienda en Facebook, pero no está claro que Facebook acepte perder esta fuente de monetarización. Twitter también está trabajando en las brand pages, que podrían incluir encuestas y e-commerce.

Un tema habrá que seguir con atención: Facebook –que ya utiliza Facebook Credit como medio de pago– se ha aliado con operadoras de telecomunicaciones importantes para hacer fácil el pago por móvil: “Es un posicionamiento interesante: que la comisión se la queden la compañía telefónica y Facebook en lugar de Visa”, apunta Sandra Sieber. En esta línea, BlackBerry desveló que la facturación integrada con las operadoras aumenta las descargas de aplicaciones un 120%.

Hay quien se pregunta si son sostenibles tantas plataformas de interés: no hay tiempo material para tener al día Facebook, Twitter, Google+, LinkedIn, Instagram, Pinterest, Path… “Conceptualmente, las redes sociales tienen el efecto red: voy a querer estar donde esté la gente y donde estén mis intereses”, añade Sieber. Esto significa que no siempre triunfa la mejor, sino la que por lo que sea tiene más gente (el vídeo VHS no era mejor que Beta, ni Windows mejor que Apple, pero…). Eso hace muy caros los costes de cambiar de red. Y Facebook tiene casi 850 millones de usuarios. Google+ quizá tenga un concepto mejor, pero tiene que atraer a los usuarios: nadie quiere hacer un post si no lo va a leer nadie.

Luego está la batalla, cada vez más difuminada, entre el soft y el hard, entre los servicios y los dispositivos. Hace unos años, Google corrió el riesgo de perder el tren ante Facebook y Apple. Pero ha jugado muy bien Android en el mundo móvil y el buscador sigue siendo importante. Y tiene YouTube. Y ha convertido su mercado de aplicaciones (como el iTunes de Apple) en Google Play.

Menos bien parece que pinta para Nokia o BlackBerry: jugaban la batalla de la comunicación en el entorno de empresas, “pero se impone la consumerización”, dice Zamora.

Luego está Twitter: “Es incomparable, ¿es la herramienta definitiva?”, sugiere Barrabés. “Tiene todas las grandes puertas de la tecnología. Es una herramienta tremendamente poderosa. Es como pasarle el mando a la persona”. Y después de Twitter ¿qué puede venir? “¡Me da miedo! – dice riendo Barrabés–. Pero estoy expectante!”.


La fiscal delegada del área de menores en la Comunidad Valenciana advierte de que los padres son “analfabetos de la red”.

La entrevista surge a partir de una conferencia que la fiscal Gema García, responsable del área de menores en la Comunidad Valenciana, realizó en el colegio Esclavas de María de Valencia. Un acto en el que se evidenció la profunda inquietud de los padres de jóvenes adolescentes ante un fenómeno en el que parecen sentirse desbordados: las actitudes delictivas que se detectan en internet y, en especial, en las redes sociales. García lo advierte: “Internet no es malo, lo malo es que algunos hacen un mal uso de este formidable canal de comunicación”. Pero subraya que el acoso escolar se está trasladando a esas mismas redes sociales y que aumentan los casos del denominado grooming, o acoso sexual a menores en la red.

En esa conferencia se vio como conforme explicaba usted los riesgos de la red, a algunos padres les cambiaba la cara.


Twitter lanzó hace aproximadamente nueve meses la nueva versión web de la red de ‘microblogging’ donde los usuarios podían saber qué estaba pasando en el mundo de una forma más rápida, fácil y donde se incluía contenidos multimedia.

Después de producirse este cambio, Twitter ha seguido permitiendo la posibilidad de que los usuarios utilicen la versión antigua de Twitter.com con tan solo un click.

Sin embargo, esta posibilidad desaparecerá próximamente. Al cambiar a la versión antigua los usuarios pueden leer un mensaje en la parte superior que asegura: “Serás automáticamente actualizado al Nuevo Twitter muy, muy pronto” y a continuación el botón para cambiar a dicha versión.


Lo puso sobre la mesa Matt Harris, desarrollador de Twitter. Hace tan sólo unos días, en uno de los foros de Twitter en Google Groups. El sitio de microblogging ha mejorado el diseño del oAuth Screen, es decir, de la ventana que avisa al usuario de que está facilitando el acceso a su cuenta de Twitter a una aplicación de terceros, como Tweetdeck, Foursquare, Miso o Paper.li, por citar sólo algunas.

¿El objetivo? Que el usuario tenga más claro lo que eso implica, que puede ser desde que la aplicación lea su Timeline o vea cuántos followers (seguidores) tiene -lo que tampoco tiene mayor importancia puesto que es información pública-, hasta que postee tuits en su nombre o modifique su perfil, lo que sí puede resultar molesto.

,

La última excusa es que escribir en 140 caracteres no es fácil y que se tarda en aprender los entresijos del buen tuiteo. Pero Bill Gross lleva tiempo dándoles vueltas al tema. El año pasado, el emprendedor de Silicon Valley ideó una especie de AdSense para el TimeLine de Twitter. Pero la compañía creada por Jack Dorsey dejó claro que no le gustaba la idea.

En febrero, Gross volvió a llevarse chasco y bronca de la firma de los 140 caracteres por Twidroyd, una de las aplicaciones desarrolladas por su compañía, UberMedia, que junto a Echofon concentra el 11,5% de los tuits que se mandan a diario. Twitter le acusó de violar su política de uso y desactivó el programa de forma temporal. Más tarde, le obligó a cambiar el nombre de la aplicación UberTwitter por UberSocial. Desde entonces, las relaciones entre las dos firmas son, cuando menos, tirantes.

,