Twitter y Medios Sociales en 'PuroMarketing'







Existe una corriente, que cada últimamente va haciendo más ruido, de profesionales dentro del marketing que ven en el Social Media un subsector del Marketing lleno de aficionados y vendehúmos, o eso es lo que les interesa transmitir, curioso que muchos de ellos utilicen los propios medios sociales para transmitir estas ideas.

La revolución que han supuesto las redes sociales a la hora de promocionarse, ha dejado a más de uno con el ceño fruncido y con postura a lo “Gollum des Señor de los anillos” protegiendo “su tesoro”, pero ¿Qué hace a muchos compañeros mirar con recelo al Social Media y todo lo que se mueve a su alrededor?

Novedad: Puede parecer chocante este motivo, pero no lo es tanto, hay gente que de por si en su trabajo es conservadora y no es afín y se muestra desconfiada frente a las nuevas corrientes que puedan ir surgiendo.

Accesible: Las redes sociales han supuesto una oportunidad a todos aquellos profesionales del marketing, que por falta de medios o de oportunidades, anteriormente no podían mostrar sus conocimientos. Las redes sociales posibilitan que con tan solo una conexión de internet podamos realizar un buen personal branding, sea cual sea nuestra situación
Didáctica: La redes sociales son una gran fuente de información, cualquiera con ganas y vocación, puede encontrar en ellas valiosas fuentes de información y adquirir una formación de calidad.


Con la irrupción de las redes sociales en nuestra sociedad, fue empezando a surgir una nueva figura profesional, la del community manager; profesionales encargados de la gestión de los medios sociales, quizás por aquel entonces, este concepto parecía futurista y destinado solo a grandes empresas.

Muchos empresarios no veían necesario esta figura, ya que esta labor, según el criterio de la mayoría de ellos, la podía realizar cualquier miembro de su empresa en su tiempo muerto. Unos años más tarde, los perfiles de los que desechaban la labor de community manager están desiertos y con contenido que “ensucian” la imagen de la empresa, otros rectificaron a tiempo y consiguieron rentabilizar la presencia de su marca en redes sociales.

Para todos aquellos que aún dudan de la valía del Community, a continuación se enumeran cinco aspectos que lo convierten de prescindible a fundamental:

Imagen: La redes sociales se han convertido en el mejor escaparate para cualquier marca en Internet, el muro de una Fan Page de Facebook, nuestro perfil de Twitter, todo es imagen corporativa. La información, los comunicados y todo tipo de actualizaciones que utilicemos en estos medios van a convertirse en parte de la empresa, no hay nada más dañino para la imagen de una marca que su perfil este lleno de actualizaciones vacías.


No parece que nadie ponga en duda la importancia estratégica para la empresa del social media marketing, al menos eso es lo que se desprende del estudio que acaba de hacer público Nectar Online. Las respuestas son casi universales en la creencia de que el social media es importante para la organización (94%) y que contribuye a mejorar el conocimiento de la marca (92%). 8 de cada 10 respuestas también creen que es un imperativo estratégico para las compañías, en la línea de un estudio de Facebook del año pasado en el que 6 de cada 19 ejecutivos sénior de marketing afirmaban que lo social era clave para la supervivencia de la empresa.

Pero dentro de toda esta relevancia dada al social media marketing, el estudio Nectar Online Media revela también que aquellos, que tienen responsabilidad o influencia en el social media marketing de sus organizaciones, están menos seguros sobre su capacidad generadora de ingresos, o en incluso en su propia habilidad para desempeñar con éxito esa actividad. Solo un 46% estuvo muy de acuerdo con la afirmación de que el social media aporta nuevos ingresos a sus empresas, y solo un 28% decía que su programa era sobresaliente.

No sería de extrañar que los dos últimos elementos se encontraran íntimamente relacionados, y que los responsables de las empresas vayan adquiriendo más confianza en sus propias capacidad a medida que sean capaces de ejecutar con éxito, esto es con resultados medibles, esos programas. O quizás, después de tanta discusión y polémica, haya que aceptar la idea de que los social media no son un generador de ingresos.


Responder o no responder al cliente en redes sociales: Cómo hacerlo es la cuestión Cuando una empresa se plantea dar de alta un perfil en redes sociales, a menudo se le escapa un pequeño, pero muy importante detalle: ¿qué hacer ante los comentarios de los usuarios? ¿y si son negativos? ¿es obligatorio responder? Para algunas de estas empresas, en muchas ocasiones los social media son más que un canal de comunicación. Erróneamente lo conciben como un canal publicitario más, donde dar a conocer su empresa y sus servicios.

Por su parte, los usuarios lo tienen claro; ellos esperan una respuesta, y a la mayor brevedad posible. Para ellos, las redes sociales son un medio de comunicación efectiva, donde fluye el libre intercambio de contenido e información, donde pueden comunicarse con quien quieran, en el momento que lo necesiten.

El informe de NM Incite sobre el Servicio de Atención al Cliente en Redes Sociales refleja que el 47% de los usuarios activos en redes sociales demanda una atención por parte de las marcas a través de estos canales 2.0. Entonces ¿por qué las empresas tienen tantas dudas? ¿A qué esperan para ofrecer una atención al cliente efectiva a través de este medio?


Seguro que te ha pasado más de una vez, accedes al perfil social de alguna de las marcas a las que sigues y te encuentras con una interminable sucesión de mensajes que en realidad no te dicen nada, solo intentan vender. Lo que muestra ese timeline no es ni de lejos una conversación, sino un sinfín de mensajes promocionales, uno tras otro, con una clara intencionalidad comercial, sin reflejar ningún atisbo de vida humana ¿Hay alguien ahí? ¿realmente esperas crear una comunidad con ese comportamiento en redes sociales?

Nada más lejos de la realidad, el Social Media es el reino de la conversación, y ésta únicamente puede darse entre personas, nadie quiere hablar con un robot o un auténtico autómata. Por ello, aquí te mostramos algunas de las pautas básicas para demostrar que al frente de tus perfiles sociales hay alguien de carne y hueso:

Realiza publicaciones manuales. La automatización es un invento maravilloso que te ayuda a mantener vivo tu timeline, aun cuando tú no estés presente. Pero la gestión de tus redes sociales no puede reducirse únicamente a eso. Las herramientas están para facilitarte el trabajo, pero no poseen vida propia. Por ello, es importante que hagas acto de presencia, publiques sobre aquellos temas que en ese momento tienen relevancia y participes activamente en la conversación.


En el mundo del Marketing Online a menudo se confunden estos términos: Social Media y Redes Sociales. Por este motivo, voy a explicar brevemente lo que son ambas cosas.

Social Media, como su propio nombre indica, se refiere a los Medios Sociales. Es decir, al conjunto de plataformas, herramientas, aplicaciones y medios de comunicación con los cuales creamos conversación, interacción, colaboración y distribución de contenidos entre usuarios. Pertenecen al Social Media: Facebook, RSS, Linkedin, Twitter, Technorati, WordPress, Blogger, Pinterest, YouTube, Slideshare?.etc., etc., etc.

Para aclarar la duda que te está asaltando en este momento, te diré efectivamente que Facebook, Twitter o Linkedin no son redes sociales, sino Medios Sociales. Sin embargo la Red Social, es la que crea Facebook, Twitter o cualquier otra plataforma, al conectar a miles de usuarios, compartir miles de posts, e inducir a la interacción. La traducción de Red Social en inglés es: Social Network, y su definición: es una enorme estructura social formada por grupos de personas con intereses comunes, pensamientos iguales, conectadas y construyendo lazos a través de comunidades. La red social es por tanto, la creación de vínculos y conexión entre personas a través de los medios sociales.


Si echamos la vista atrás es fácil ver la brutal evolución de la tecnología y con ella el éxito de las redes sociales en estos últimos años. En el ámbito personal están más que consolidadas como una forma de conectarse con el mundo e informarse de las cosas que ocurren. No pasa lo mismo en el terreno profesional.

Todavía son muchas las empresas que no hacen uso de los Social Media y a su vez los Social Media siguen evolucionando para ofrecer un mejor servicio a éstas. Por otra parte también hay gran cantidad de compañías que han decidido iniciarse en este mundo por el simple hecho de ser lo novedoso y no están viendo los resultados inmediatos que esperaban. Es este caso suelen abandonar los perfiles que han creado dejándolos a la vista de todos y a medias. Esto es mucho peor que no tener perfil. Cuando una empresa decide abrir un perfil debe tener claro que a partir de ahí tendrá que trabajar en él.

Una estrategia de marca en redes sociales nunca va a dar resultados inmediatos, la paciencia y los 7 pasos que a continuación menciono son algunas de las claves para que tu empresa triunfe


Al igual que en Tabú, el conocido juego de mesa donde los participantes debían hacer que su equipo adivinara una palabra evitando el uso de una lista de palabras consideradas como prohibidas, o “tabú”, también en Social Media existen términos y expresiones que no deben utilizarse, pues provoca un sentimiento de rechazo entre los usuarios, que te puede hacer perder el juego.

Eso no va a ser posible

A nadie le gusta que le nieguen nada, y a los clientes todavía menos. Tampoco se trata de que les concedas todas sus peticiones, dado que no siempre es viable. En su lugar, los clientes esperan que te muestres dispuesto a atenderles, que les hagas ver que te importan y te preocupas por ellos. En definitiva, que les digas: “Estamos aquí, ¿en qué podemos para ayudarle?”


A continuación vais a leer unas reflexiones realizadas por una persona que lleva trabajando muchos años en Social Media. De lo que he aprendido yo de mi misma, quizás podáis aprender vosotros algo también.

1. Una de las labores más encomendadas a los Community Managers es la de convencer a los usuarios de lo maravillosa que es nuestra marca, o de las posibilidades que ofrecen nuestros servicios. Hay un lema para mi fruto de este aprendizaje: Para convencer a otros, es necesario que primero estés convencido tú mism@.

2. Todos los Community Managers queremos estar al día de cómo funcionan todas las nuevas herramientas que van saliendo al mercado ¡eso es imposible! y asusta un poco? Sin embargo yo no lo veo como el problema, sino ¡como la oportunidad!

3. Otra cosa que he descubierto y a la que creo que hay que dar importancia es que no debes pretender ser significativo para todo el mundo, se trata de ser significativo para algunas personas.


6 Formas de Medir el ROI en Redes Sociales El año pasado se cerró con un gran interrogante, el gran dolor de cabeza para marketers y pymes, el famoso ROI en Redes Sociales. ¿Es posible medirlo? En mi opinión, sí. Pero no me refiero a la posibilidad de medir ese ROI con apariencia de humo del que hablan tantos y tantos, que en el fondo no saben cómo hacerlo. No se si será seguro al 100%, las mediciones son las que son y Google Analytics no es exacto.

Recordemos, ROI= Ganancias/Inversión entre la inversión. Es la fórmula utilizada para saber si es rentable o no un negocio.

Por ejemplo, hemos hecho una inversión de 2000 euros y hemos obtenido 6000 euros de beneficios. Entonces el ROI sería igual a (6000 – 2000) / 2000 = 2%.

Para saber el porcentaje de beneficios de nuestra inversión podemos multiplicar el ROI por 100. Es decir, con un ROI del 2% estaríamos ganando un 200% del dinero invertido, por tanto, de cada euro invertido estamos obteniendo 2 euros (descontado el coste de la inversión)..

ROI (Return of Investment) no es IOR (Impact of Relationship), merece la pena repetirlo una vez tras otra. A las marcas les interesa saber qué retorno tienen de su inversión de 1000? por una campaña en Facebook, Twitter, Google Plus, Linkedin, Youtube o en el día a día que gestiona su Community Manager.


Una de las principales cuestiones que surgen al encararse al Social Media, es su entidad y naturaleza. ¿Se trata de una simple herramienta de comunicación y marketing o es un verdadero activo que la empresa puede emplear de forma estratégica?

Analizando desde una capa superficial, una red social como el Facebook o el Twitter, tiene la apariencia de una herramienta informática, y de hecho puede ser empleada como tal. Todavía analizando sus potencialidades y su manera de funcionar, basada en la inteligencia humana y las relaciones, nos damos cuenta de estar tratando con mucho mas que una simple herramienta. Estamos tratando con un verdadero activo. Un activo de capital relacional y intelectual que se vuelve tangible y aprovechable gracias a una determinada infraestructura informática diseñada con este propósito.

Todavía para comprender más a fondo las posibles implicaciones estratégicas de este activo sobre los futuros modelos de negocio, es fundamental comprender el momento histórico en el cual nos encontramos y que es lo que está pasando con la economía y la sociedad.


El Social Media es un lugar donde las empresas pequeñas pueden competir con las más grandes en igualdad de condiciones. Este medio no entiende de presupuestos altos ni bajos, pero sí de estrategias efectivas y objetivos cumplidos; por lo que es imprescindible dominar el lenguaje propio de este canal 2.0 y saber cómo actuar. Un reto que puede ser un poco complejo para las empresas de menor tamaño.

Para muchos expertos el principal problema es que las pequeñas empresas no cuentan con tiempo, experiencia ni recursos propios para desarrollar una presencia efectiva en redes sociales. Sin embargo, el éxito en Social media, más allá de los recursos puede residir en el conocimiento de ciertos aspectos, así como la claridad de las metas que pretendemo alcanzar.

Establece objetivos

Analiza quién eres y qué quieres ser en Social Media. A partir de ahí, define claramente qué quieres conseguir en redes sociales. Seguramente querrás conseguir fama, éxito y dinero en poco tiempo; pero el mundo 2.0 no es una prueba de velocidad, sino más bien una carrera de fondo. Establece prioridades y apuesta por conseguir tus intereses principales.