Notas en el Blog Twitter Venezuela que mencionan a @nuneznoda





El Social Media Tour se estaciona en Maracaibo Maracaibo se convertirá el próximo lunes 13 de agosto en la capital nacional de las redes sociales y mercadeo digital con la llegada del Social Media Tour, el evento 2.0 más importante del país en el que se darán cita los principales exponentes de la tecnología de la información.

Con el patrocinio de PANORAMA y organizado por empleate.com, el Social Media Tour (#smtour) guiará a sus participantes para sacarle el mejor provecho a las estrategias en redes sociales, cómo tener éxito en el mercado digital venezolano y cómo emplear herramientas para conocer mejor a sus seguidores en plataformas como twitter y Facebook.

El panel de expertos estará encabezado por Pedro Rojas (@SeniorManager) quien actualmente se desempeña como profesor de marketing y estrategia digital en varias universidades de España; Luis Carlos Díaz (@LuisCarlos), coordinador del área de comunicación y redes del Centro Gumilla en Caracas; Grissel Montiel (@Grimonti), coordinadora de redes sociales y comunidades virtuales de la Universidad del Zulia; Manuel Roldán (@KtiReX), director ejecutivo de entreclick.com, y Fernando Núñez Noda (@nuneznoda), editor de infociudadano.com.


Los social media sacuden las corporaciones La mayoría de las empresas en EEUU tiene sitios web, páginas en Facebook, cuentas en Twitter y LinkedIn, pero sorprendentemente su uso se ha limitado a la difusión de noticias, eventual recolección de quejas y, en contadas ocasiones, una gerencia de comunidad en línea.

BP susbestimó el poder de la red luego del terrible derrame petrolero en el Golfo de México en 2010. Lo que ganaron por medios tradicionales, lo perdieron por internet.

Hershey (fabricante de golosinas) recibió una ola de protestas virtuales por malas condiciones de trabajo en países del Tercer Mundo. En Nueva Zelandia, Adidas estuvo bajo el fuego de miles de fanáticos por vender con sobreprecio. En Holanda se hizo viral una campaña contra bonos millonarios para ejecutivos del banco ING. “Occupy Wall St” y sus derivados fueron auténticas batallas virtuales, además de en la calle.


Artículo publicado en la revista Producto, edición de Mercadeo 2.0


“¡Tas Ponchao!”. El mensaje fue desplegado en una pancarta durante un juego Caracas- Magallanes en enero del 2010.

A partir de ese momento, la frase se convirtió en un eslogan político que fue citado una y otra vez en menos de 200 mil cuentas de Twitter que había activas en el país para ese mes.

Aunque las cuentas eran pocas -no alcanzaban ni 1% de usuarios de Twitter en el mundo- el “#Tas Ponchao” se convirtió en la única etiqueta relacionada con Venezuela que había figurado en la lista de Trending Topic hasta entonces.

El motor que motivó que el equivalente de habitantes que vive en Petare comenzara a tuitear sin cesar: la política. Un tema más que álgido entre los venezolanos, que se posiciona como el primer tópico del cual más hablamos en esta red, -el segundo y tercer se mueven entre la farándula y el tráfico, respectivamente-; y razón suficiente para que las 300 mil cuentas que estaban activas en marzo del 2010 aumentaran a dos millones en todo el país para el 2011, según cifras de VenAnCham.


Ya conocemos el impacto que está teniendo Twitter en los medios 2.0, masivos, en la opinión pública, la política 2.0… de modo que podemos saltarnos ese preámbulo. Lo que sí intriga es cómo medir el impacto que una persona, grupo o marca ejerce en la llamada “tuitósfera”. Dada la importancia de este ecosistema, cada vez más personas se preguntan esto.


Con uso más cuidadoso de Twitter, esta red social podrá resistir el “contraataque” anunciado por el Gobierno en días recientes, ante la “avalancha” de información producida por los mismos usuarios sobre los últimos acontecimientos, según expertos consultados en el área de comunicación digital.

El presidente Hugo Chávez ordenó a sus simpatizantes el domingo pasado a “contraatacar” a los sitios Web que difundieran información adversa a su gobierno, en momentos en que la opinión pública se volcó a la red a rechazar la salida de RCTV Internacional de los sistemas de TV por suscripción, los cortes de energía, la devaluación de la moneda y la expropiación de cadenas de hipermercados.