Notas en el Blog Twitter Venezuela que mencionan a @raquelrebeca





En estos días, unas amigas me pidieron el favor de ayudarlas a abrir su primera cuenta en Twitter. Por supuesto que accedí inmediatamente. Cuando colocamos sus datos, me preguntaron “¿Cuáles son las cuentas que no podemos dejar de seguir?” Y saltó mi hermano: “@canalesdiosa, @ machadooficial, @erikadlv”. En seguida le sugerí que no se metiera en lo que no le corresponde, pero en mi cabeza comenzó a dar vueltas el hecho de que todas las que sugería para seguir eran mujeres.

Fue en ese momento cuando entendí que a los hombres siempre les ha gustado observar mujeres desnudas, así sea en una pequeña foto o avatar de Twitter. Es algo instintivo que va más allá de su propia comprensión. Es por este fenómeno que la revista Playboy es un éxito desde hace más de 50 años. Marilyn Monroe es un símbolo sexual debido a este pequeño desliz en la configuración del cerebro masculino.


En todos los medios de comunicación, se comenta el auge de las redes sociales. Diariamente, leo artículos que analizan las redes sociales desde el punto de vista corporativo, el mercadeo, la presencia de marca, incluso hay algunos que hablan de política. Sin embargo, nadie se ha puesto a pensar en lo que significa para la comunidad virtual poder ver vídeos pornos en tiempo real. Y mucho menos se atreven a escribir sobre el impacto que causan los tweets en la pareja. Es por ese motivo que esta semana me dediqué a realizar una pequeña investigación sobre el sexo en redes sociales.

Aunque muchos crean que esto no es posible, les puedo asegurar que para la nueva generación es todo un arte. Así como hay quienes no dejan de leer @trafico, hay otros A quienes no se les escapa un tweet de @canalesdiosa. Este fenómeno que vivimos hace un par de meses, cuando la vedette venezolana Diosa Canales decidió desnudarse en twitter, no ha parado. Evidentemente, a Diosa le funcionó, incluso fue premiada por El Nacional en los Twitter-awards, celebrados en el aniversario del diario el pasado 04 de agosto. Premio que, si mal no recuerdo, era escogido por el público.