En todos los medios de comunicación, se comenta el auge de las redes sociales. Diariamente, leo artículos que analizan las redes sociales desde el punto de vista corporativo, el mercadeo, la presencia de marca, incluso hay algunos que hablan de política. Sin embargo, nadie se ha puesto a pensar en lo que significa para la comunidad virtual poder ver vídeos pornos en tiempo real. Y mucho menos se atreven a escribir sobre el impacto que causan los tweets en la pareja. Es por ese motivo que esta semana me dediqué a realizar una pequeña investigación sobre el sexo en redes sociales.

Aunque muchos crean que esto no es posible, les puedo asegurar que para la nueva generación es todo un arte. Así como hay quienes no dejan de leer @trafico, hay otros A quienes no se les escapa un tweet de @canalesdiosa. Este fenómeno que vivimos hace un par de meses, cuando la vedette venezolana Diosa Canales decidió desnudarse en twitter, no ha parado. Evidentemente, a Diosa le funcionó, incluso fue premiada por El Nacional en los Twitter-awards, celebrados en el aniversario del diario el pasado 04 de agosto. Premio que, si mal no recuerdo, era escogido por el público.

Los adolescentes actuales no saben cómo iniciar una relación personalmente. Todo comienza con un pin. Es que es mucho más fácil afrontar un NO a través de la pantalla del Blackberry. De la misma manera, hay relaciones que comienzan con el envío de mensajes de texto. Gracias a los teléfonos inteligentes, la manera de conquistar a alguien ha cambiado. Desde frases colocadas en el Nick, que son escogidas premeditadamente para enloquecer de celos, de rabia o de ternura a esa persona especial, hasta avatares con fotos, en las que se demuestran talentos nunca antes revelados.

Pero cuando nos referimos a redes sociales, no solo hablamos de Twitter. Facebook es una de las más famosas y es lo que me atrevería a llamar como un álbum de fotos atrevidas. El 90 % de las mujeres con cuenta en Facebook tiene, como mínimo, una foto en la playa, tomando sol y semi-desnuda. Cosa que no critico para nada. Más bien, creo que cada quien es libre de enseñar lo que quiera, pero debemos aceptar que fotos de ese estilo incitan al morbo de los caballeros.

Y es que ¿a cuántos no les ha pasado que la pareja se molesta porque viven chateando con una amiga que en su avatar destaca por sus curvas? O peor aún,¿cuántas parejas no terminan porque son amigos en Facebook de cualquier cantidad de personas que pertenecían al pasado oculto de los amores anteriores? Tanto hombres como mujeres caen en el jueguito mental de ver a los contactos de la persona a la que supuestamente aman y descubren ex-novias con fotos playeras que le hacen una mención.

Las mentiras también son protagonistas en esta época cibernética. ¿A quién no le ha pasado que dice en el trabajo que está enfermo y envía un tweet mencionando el transito, mientras se encuentra varado en la Caracas-La Guaira? En toda oficina, siempre hay un compañero que se encarga de leer, en tiempo real, todo lo que sucede en la web y el mentiroso del día es descubierto. Generalmente, es el mismo amigo que le dice a su novia que no quiere salir porque tiene gripe y, al día siguiente, alguien publica en su muro una foto con el pana, en una discoteca la noche anterior.

Otro caso extremadamente humillante es el de los ex. Aquellos ex que quedaron resentidos y que comienzan a escribir en 140 caracteres lo ingrata que es la vida. Por supuesto que son más aceptables aquellos que hacen todo lo contrario. Como están despechados, comienzan a escribir todo lo que hacen como para que el o la ex se les aparezca en el cine o en la panadería con un ramo de flores.

Definitivamente, las redes sociales no solo brindan reportes del tráfico, información oportuna sobre política y noticias mundiales, sino que además nos proporcionan material para conseguir más sexo y muchas mentiras.

Por @raquelrebeca

Léalo completo en EntornoInteligente.com


Fuente(s):
Gente:
Visitado 428 veces
Trackback

no hay comentarios por ahora

Escriba su comentario