Notas etiquetadas con ‘No tengo twitter’





Jamás usaré redes sociales: Nicolás Cage El actor Nicolas Cage, que puso la voz para uno de los personajes del nuevo filme animado en 3D “The Croods”, afirmó que sigue resistiéndose a las nuevas tecnologías globalizadoras, y que rechaza todas las redes sociales, como Facebook y Twitter, según publica el sitio web ansa.it.

“No soy un tipo de redes sociales. No las uso. No tengo Facebook. No tengo Twitter. Y jamás los usaré”, afirmó el actor de 49 años, ganador de un premio Oscar por su papel en “Leaving Las Vegas” (1995).

El intérprete de “Ghost Rider” aseguró estar emocionado de saber que hay un grupo de jóvenes que comparte su visión respecto a las nuevas tecnologías. “Hay una nueva generación de la que escuché hablar, de entre 17 y 18 años, y ellos no las están usando”, dijo.

“Se están activamente rehusando a hacerlo”, sostuvo el actor. “Para mi esta es una generación mucho más educada”.


Lo primero será decir que este post NO va a dedicado a las personas que se han largado de Twitter porque un troll o dos les estaba amargando la vida.

Este post pretende explicar por qué es “cool” irse justo ahora de Twitter.

Todo empezó a degenerar cuando Twitter se convirtió en una obligación laboral y profesional.

Allá lejos y hace tiempo, la gente entraba a Twitter porque quería, usaba sus 140 caracteres para lo que Dios o el Diablo les diera a entender y, salvo casos de egos exacerbados, el número de seguidores no se ponían en el curriculum ni nadie lo preguntaba en las entrevistas de trabajo. Tampoco las empresas habían dictado código de conducta alguno para moverse por Twitter. Reinaba el libre albedrío.

Twitter empezó siendo un sitio para enterados, los early adopters (los conejillos de Indias de cualquier nueva plataforma o gadget, esos que las marcas adoran), luego se convirtió en un lugar donde había gente interesante. Ahora es un sitio donde hay que estar sí o sí y, según la profesión que tengas, tu actividad y número de seguidores pueden ser causa de despido. En resumen, todo empezó a degenerar cuando la gente empezó a apuntarse a cursos para entrar en Twitter.


Angela Merkel le dice no a Twitter La canciller alemana, Angela Merkel, no tiene previsto abrir una cuenta en Twitter a pesar de que se aproximan las elecciones legislativas, previstas para el mes de septiembre próximo.

“No hay ningún proyecto concreto”, dijo al respecto el vocero de la mandataria alemana, Steffen Seibert, funcionario que tiene en su cuenta personal más de 83 mil seguidores.

Seibert confirmó la negativa de la canciller Merkel a tener un perfil en la red social Twitter en una entrevista concedida al semanario alemán ‘Der Spiegel’.

A pesar de que su propio vecero es adepto a Twitter, la canciller alemana, de 58 años, continua ausente de esta red social que ya utilizan políticos de todo el mundo, tanto para comunicarse, como para hacer campaña.


Vicepresidente Nicolás Maduro no tiene cuenta Twitter El ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información, Ernesto Villegas, informó que el vicepresidente Ejecutivo, Nicolás Maduro, no posee cuenta twitter.

“El VP Nicolás Maduro me pidió que informe que él no tiene cuenta de Twitter. Cuidado. Alerta. Quieren manipular con cuentas falsas”, escribió Villegas en @VillegasPoljakE.


Esto es una serie de fundamentos que boicotean a la red social que se encuentra de moda.

1. ¡No puedo leerlo todo!

Cuando empezamos a seguir a un número importante de personas en Twitter, leer todo lo que comparten es cada vez más complicado, sobre todo si son usuarios activos.

En estos casos tienes dos opciones: o bien te lo lees todo para estar al tanto de cualquier noticia, comentario o rumor, o bien pasas de largo aun sabiendo que puedes estar perdiéndote información interesante. Sobredosis de lectura por un lado, frustración por el otro.

2. No termino de entenderlo

De acuerdo, Twitter está de moda, nos permite estar conectados las 24 horas, nos acerca a los famosos, es un escaparate de las grandes empresas de cara a sus clientes… pero me supera. Sus normas, sus costumbres, su vocabulario.


Twitter no ha terminado de crecer en España. El 32% de los usuarios de redes sociales en España tiene actualmente una cuenta, frente al 14% que eran en 2010. Los motivos son varios, pero el más popular es innegable: el 56% de estos nuevos adeptos se mete en esa corrala virtual para seguir a personalidades públicas. Lo cual es de todo menos sorprendente: las celebrities son el eje troncal de Twitter, el secreto de su popularidad, prácticamente desde su creación. La norma, como siempre, es: si hay famosos, habrá gente. Y si hay gente, una red social se vuelve relevante a la fuerza.

Por eso las últimas semanas resultan tan preocupantes: los mismos famosos que hace años empezaron a usar Twitter de forma tan sonada ahora lo están abandonando sin motivo aparente. Solo este mes, tres de sus grandes bastiones han decidido dejar de tuitear. Primero, el afabilísimo Alec Baldwin, que debe a Twitter gran parte del resurgimiento de su popularidad, desapareció hace unas semanas tras soltar un lacónico “Ha sido divertido”. La cantante británica Lily Allen ni se despidió de los suyos cuando hizo lo mismo. Y justo la semana pasada, Charlie Sheen, que ha sido una de las superestrellas de la red social desde aquella racha indescriptiblemente extravagante que tuvo el año pasado, dejó de usar su cuenta con uno de sus esotéricos mensajes: “Id a por las estrellas, gente”.

,

Famosos contra las redes sociales Algunos famosos son fanáticos de las redes sociales. Disfrutan que todos sepan qué piensan, qué están haciendo y dónde están en cada momento de sus vidas. Escriben tweets y comparten fotografías desde que se despiertan hasta que se vuelven a dormir.

Pero hay otras celebridades que reniegan de convivir con el mundo entero a través de la tecnología, y prefieren guardarse su privacidad sólo para ellos. Robert Pattinson y Kristen Stewart están primeros en la lista de los que odian la red social del pajarito. Los protagonistas de la saga ‘Crepúsculo’ han sido explícitos en su oposición a esta herramienta. Pattinson asegura que le molesta que no puede permanecer más de veinte minutos en un mismo lugar, pues “todo el mundo sabe dónde está”. Mientras que su novia afirma que el “Twitter le arruina la vida”.

Otra de las celebridades que se muestra siempre contraria a la exposición es la actriz Jennifer Aniston y Drew Barrymore, quien piensa que internet está matando el romanticismo de relacionarse entre las personas.


Al principio fueron reticentes, luego se convirtió en moda y era el sitio en el que todos debían estar. Exponerse de una manera constante tiene tantos beneficios como perjuicios: las ‘celebrities’ consolidan su imagen a la vez que desvelan aspectos de su vida antes desconocidos, se arriesgan a caer mejor o peor y tienen una vía de contacto directa con sus fans. Al final, Twitter se ha convertido en un arma de doble filo.

Por eso, algunos de los conocidos por su participación en esta red social han abandonado o cerrado sus perfiles: la aparición de los denominados ‘trolls’ (gente que insulta sin motivo aparente) ha sido el principal motivo, y exponerse a críticas constantes, otra de las razones de peso.

El primero en tomar esta decisión fue, precisamente, uno de los usuarios más activos y comprometidos en Twitter, Ashton Kutcher que, tras haber mostrado su amor por Demi Moore en público y haber capeado el temporal de críticas que acompañó su separación, acabó dejando su cuenta en manos de una empresa cuando una gota colmó el vaso: el actor defendió a un entrenador de fútbol americano tras su despido, creyó que había sido sin motivo y en realidad había sido acusado de abuso de menores. Las críticas hicieron que el actor abandonase su red social favorita.


La canciller federal alemana Angela Merkel recibió hoy en sus oficinas en Berlín al fundador y presidente de Twitter, Jack Dorsey, frente a quien declinó la invitación a usar la popular red social.

“Acabo de aterrizar en Berlín para encontrarme con la canciller federal”, escribió Dorsey en su cuenta personal antes del encuentro, y añadió “hace tiempo quiero encontrarme con ella: el mundo la necesita en Twitter”.

Durante el encuentro, la canciller federal rechazó la propuesta de activar su cuenta personal en Twitter, pero Dorsey anotó que tuvo una “gran conversación” con la mujer más poderosa del mundo.


La Dirección de Comunicación y Relaciones Institucionales del Ministerio para la Salud (MPPS) notifica a toda la colectividad que Eugenia Sader, titular de este despacho, no posee cuenta personal en la red social Twitter.

“La única cuenta oficial del MPPS es @PrensaMinSalud, aclaratoria que se hace a fin de evitar rumores y falsas informaciones por las redes sociales”, informa un boletín de prensa de este ente gubernamental.

Entre las cuentas falsas que se han creado a nombre de la ministra están @eugeniaSader, @ministradesalud y @saderoficial.

,

Uno de los grandes maestros del cine, Woody Allen, ha dejado ver su lado menos tecnológico. El director neoyorquino no sabe lo que es Twitter, sigue escribiendo con máquina de escribir y tiene una página web que nunca ha visto ni sabe cómo funciona.

Woody Allen ha asegurado que es una persona a la que no le gustan los dispositivos tecnológicos. Sigue escribiendo todos sus guiones con máquina de escribir puesto que asegura que no posee ningún tipo de procesador de textos. “No tengo un procesador de texto; no soy una persona a la que le gusten los dispositivos tecnológicos”, asegura.


Tan sólo en México, 13.4 por ciento de las personas que tienen internet, poseen una cuenta abierta en la red social Twitter; esto según una encuesta realizada por la compañía Mente Digital, explica el blog angelbc. Hasta marzo de este año 4 millones 103 mil 200 personas, radicadas en México, comparten sus gustos, pensamientos, ideas, vidas a través de 140 carácter.

De acuerdo con la investigación, 48 por ciento de los usuarios son hombres, mientras que 52 por ciento son mujeres, quienes abarcan la red publicando 2.5 veces más mensajes que los caballeros.

De los usuarios, varios son los famosos que han recurrido a la red social del pajarito, para mantener una comunicación más directa con sus admiradores. En Twitter, podemos encontrar cantantes, actores, políticos, deportistas y más. Sin embargo, para desgracia de varios fanáticos, no todos sus ídolos han “doblado la mano”, y se niegan a abrir una cuenta en esta red social.