Notas etiquetadas con ‘salud 2.0’





Redes sociales alientan a padres de niños con raros males Los padres que afrontan un diagnóstico difícil de trisomía 13 y 18 en sus hijos pueden encontrar en las redes sociales una percepción de estos males -causados por defectos cromosómicos- diferente a la que ofrecen los médicos, confirma un estudio.

Ambas enfermedades se presentan por una condición natural en la que una copia extra de un cromosoma está presente en el núcleo de las células, lo cual ocasiona anomalías en el desarrollo, y son más agresivas que el síndrome de Down, que tiene el mismo origen cromosómico, de acuerdo con una investigación de la Academia Estadounidense de Pediatría.

Poco más del 90 por ciento de los niños con estas condiciones muere antes de cumplir su primer año, en muchos casos poco después de nacer, mientras que los sobrevivientes tienen discapacidades significativas, razón por la cual los médicos generalmente no recomiendan intervenciones y los pacientes sólo son tratados con paliativos.


Los medios sociales en el ámbito de la salud (salud 2.0) ayudan a llevar el control de los pacientes crónicos, como diabéticos o hipertensos, y a que estos cumplan con las recomendaciones de los profesionales sanitarios. Así coinciden en señalar diversos trabajos presentados en la Jornada de Actualización sobre Factores de Riesgo Cardiovascular organizada por el Hospital Santa María de Lleida en colaboración con la Sociedad Catalana d’Hipertensió Arterial, foro abierto a los profesionales de prevención de enfermedades cardiovasculares.

Un estudio publicado en enero en la revista International Journal of Medical Informatics detalla el potencial de las redes sociales de pacientes, familiares y profesionales sanitarios en las enfermedades de larga duración: “Aumentan la adherencia al tratamiento y la atención que ponen estos pacientes en el autocuidado de su salud”, según los autores, del Instituto de Salud Pública de la Universidad de Twente, en Holanda.


¿Cómo están los médicos adaptándose a la revolución de los medios sociales? Aparecen algunos problemas cuando se trata de la asistencia médica en línea, y parece que los médicos tienen algunos dilemas cuando se trata de interactuar a través de la red con sus pacientes. Esto es algo que claramente va a llegar a las redes sociales tarde o temprano, y es complicado en la medida en que es necesario aceptar una solicitud de amistad (en este punto encontramos los círculos de Google+, que pueden tener algún atractivo a largo plazo).

Desde Mesothelioma Page han realizado una infografía en la que se analiza la relación entre médicos y pacientes, y revela algunas estadísticas interesantes. El doctor más popular en la web es DrOz, de un programa de televisión, y cuenta con 1.105.246 seguidores. Tras él hay una serie de conocidos médicos, y si bien no todos tuitean con el mismo nivel de consistencia, si que la mayoría de ellos retuitea con frecuencia.


¿Tu médico es tecnófobo? La respuesta a esta pregunta empieza a ser un No con más frecuencia. A pesar del estereotipo existente que tacha a los médicos de evitar las nuevas tecnologías con el fin de proteger la privacidad de sus pacientes y también a ellos mismos, lo cierto es que cada vez hay un mayor número de médicos que se lanzan al mundo digital para poder ayudar a sus pacientes de otra forma.

Seguir las tendencias médicas en Twitter, identificar problemas a través de las páginas de Facebook o comunicarse con los pacientes a través del correo electrónico se están convirtiendo en algunas de estas nuevas prácticas que los médicos empiezan a practicar para relacionarse de forma activa con sus pacientes.

Así, a pesar de que aún existen algunos médicos fieles al lápiz y al papel y otros que sí utilizan las nuevas tecnologías con sus colegas pero que no desean relacionarse de esa forma con sus pacientes, la tendencia está en alza en los últimos tiempos. Estudios relacionados con el tema demuestran que los pacientes quieren algo más que quince minutos con el médico o una llamada al final del día.


Las redes sociales, nuevo canal para explotar en el sector salud En los últimos años las redes sociales han conseguido traspasar la comunicación y conversación tradicional de toda la vida convirtiéndose en plataformas de formación e información, por este motivo “son un canal interesante para explotar en el sector salud”, según señala Carlos Mendiola, uno de los organizadores del I Congreso de Redes Sociales para el Sector Salud.

La utilización que hace de estas herramientas por los profesionales de las salud se han multiplicado, del mismo modo los centros hospitalarios y clínicas privadas han convertido en plataformas de información las redes sociales. Además, con una introducción más reciente, las compañías farmacéuticas y tecnológicas han empezado a ver sus posibilidades comerciales.

Las claves, según señala a Europa Press este experto, son “compatibilizar el compromiso ético y profesional, al tiempo que se aporta contenido de valor al paciente e incluso entre profesionales. Hay que buscar el equilibrio entre contenido de valor y el código deontológico”, añade.


El mundo sanitario no ha sido una excepción y se ha visto afectado de lleno por esta revolución. Estos cambios han afectado a diferentes campos y ponemos ejemplos con las e-consultas o la tendencia en la realización de consultas médicas a través de medios telemáticos y con total disponibilidad horaria con el médico, la difusión inmediata de la información y los nuevos descubrimientos médicos”. Las herramientas 2.0 cambian los flujos tradicionales de la comunicación y la información que se transmite genera modelos de negocio innovadores, como estas redes sociales especializadas de salud. Se trata de comunidades de pacientes y médicos donde se gestiona la salud a través de la red.


Cuando un psiquiatra al que se le había pedido que acudiera a la casa de una paciente de 12 años -que se encontraba muy angustiada- llegó, se encontró con la habitación de la niña cerrada.

La pequeña se negó a salir. Su argumento era que no creía en los doctores y que él no era la excepción.
El médico le pidió que, por medio de su teléfono inteligente, lo buscara en el sitio de internet iWantGreatCare (Quiero un Gran Cuidado).

El sitio fue creado para permitirles a los pacientes dar su opinión sobre los doctores y calificar su atención.

En ese sitio web se podían leer los comentarios que los pacientes adolescentes del psiquiatra habían publicado sobre él.


Los medios sociales en el ámbito de la salud (salud 2.0) ayudan a llevar el control de los pacientes crónicos, como diabéticos o hipertensos, ya que éstos cumplan con las recomendaciones de los profesionales sanitarios…


La red social Twitter podría convertirse en una útil fuente de información acerca de la salud de la gente, según investigadores de Estados Unidos.

Dos científicos en informática de la Universidad John Hopkins Descargar estudiaron 1,5 millones de tweets relacionados con temas de salud, escritos entre mayo de 2009 y octubre de 2010.

Eso les permitió observar la visión que los usuarios de Twitter tienen de ciertas enfermedades y cómo decidieron tratarlas.

Algo que detectaron es que muchos decidieron tomar el medicamento equivocado para patologías comunes.

“Los tweets nos mostraron que existen algunas graves concepciones erróneas sobre cuestiones médicas”, dijo Michael J. Paul, un estudiante de doctorado que colaboro con el proyecto.