Community Management





No sabríamos si denominarlo "low cost", ultra oferta, promoción temporada de otoño, ganga o simplemente una vergüenza para el sector. Con todo el respeto que se merecen las empresas que día a día intentan con esfuerzo salir adelante, resulta más que curioso, encontrarnos con este tipo de anuncios. "Gestión de redes sociales a 100 euros".

Así tal cual, figuraba el reclamo de un anuncio descubierto a través de la red publicitaria de Google, donde una empresa cuyo nombre por supuesto no vamos a desvelar, ofrecía tales servicios a este módico precio. Su "landing Page" nos desglosaba los beneficios, ventajas y servicios disponibles. "Diseñamos su estrategia en redes sociales, incrementamos la base social de su marca, mejoramos su reputación online, transformamos a sus fans en compradores y como no, analizamos sus resultados y los mejoramos".  Curiosamente, y dado que en la propia página no se especifica este coste y sí en sus anuncios, podemos llegar a pesar que tan solo se trata de un gancho, por no mal pensar y considerar que se trata de publicidad engañosa…


Pros y contras de externalizar el social media A estas alturas, es imposible negar que las redes sociales son una herramienta de marketing fundamental para cualquier empresa que quiera mejorar su visibilidad y ampliar su base de clientes. Sin embargo, una buena campaña de social media requiere mucho tiempo y esfuerzo, y muchas pequeñas empresas no cuentan con el personal y los medios necesarios para afrontarlo. Por ello, la externalización del social media se ha convertido en una opción muy interesante para algunas de estas empresas.

Cada vez encontramos más ofertas de empresas o individuos dispuestos a realizar estas tareas por las empresas. No obstante, la externalización del social media tiene sus pros y sus contras. TweakYourBiz ha publicado un artículo con algunas ventajas e inconvenientes de externalizar el social media de nuestra empresa.


Menú de opciones a la carta para gestionar el En el momento actual creo que ya son pocas las empresas, grandes o pequeñas, que no se plantean estar en las redes sociales. Dependiendo del tipo de negocio, para unas será un tema más prioritario que para otras, pero la posibilidad de mejorar el contacto con sus clientes y de entablar conversaciones con clientes potenciales a través de estos canales son ventajas que interesan a cualquier empresario.

La dudas surgen a la hora de tirarse a la piscina, porque estar por estar no sólo sirve para poco, sino que gestionar mal unas redes sociales puede incluso poner en peligro nuestra reputación. Para ello, es vital ponerse en buenas manos para gestionarlas. Las posibilidades son múltiples.
Diferentes opciones para un mismo fin
Veamos las principales opciones que tiene una empresa a la hora de contratar un servicio de ‘communitymanagement’:

En primer lugar nos encontramos con la clásica opción: mi sobrino, que está todo el día en Facebook. A priori una opción poco o nada recomendable. Si uno se decide a lanzarse a las redes sociales merece la pena hacer un esfuerzo económico por gestionarlas correctamente, ya que es la reputación de su empresa la que está en juego. Sin embargo, es evidente que hay pequeñas empresas que no pueden ni soñar con dedicar presupuesto a esta actividad, y no por ello quieren renunciar a tener presencia. En ese caso, recomiendo informarse bien, leer, asistir a algún curso de formación (aunque sea básico) y, sobre todo, empezar con pies de plomo, sin lanzarse a crear perfiles en redes que no se conozcan bien. Y en cuanto sea posible, si de verdad les interesa y les parece útil para su negocio, buscar asesoramiento profesional.


"Los auténticos expertos en Social Media escasean" En un par de días se celebra la tercera edición del Congreso Iberoamericano de Redes Sociales, iRedes ( @iRedesBurgos) , en Burgos. Del 7 al 8 de marzo, es el lugar donde debes estar si lo que quieres es saber, que se cuece en el apasionante mundo de internet y de los llamados ‘social media’. Para ello, charlamos con uno de sus codirectores, el periodista Leandro Pérez Miguel ( @gentedeinternet).

P.- Tercer año de iRedes y con el cartel de no hay billetes ¿qué tiene este congreso que lo hace tan interesante?

R.- iRedes cuenta a su favor con una ciudad, Burgos, que se vuelca con el congreso. iRedes es una red formada no sólo por los más de 40 ponentes y 400 congresistas que acudirán al Fórum Evolución el 7 y 8 de marzo, sino también por numerosas instituciones, empresas y particulares que nos ayudan a intentar convertir a Burgos en la capital de las redes sociales.


Con la irrupción de las redes sociales en nuestra sociedad, fue empezando a surgir una nueva figura profesional, la del community manager; profesionales encargados de la gestión de los medios sociales, quizás por aquel entonces, este concepto parecía futurista y destinado solo a grandes empresas.

Muchos empresarios no veían necesario esta figura, ya que esta labor, según el criterio de la mayoría de ellos, la podía realizar cualquier miembro de su empresa en su tiempo muerto. Unos años más tarde, los perfiles de los que desechaban la labor de community manager están desiertos y con contenido que “ensucian” la imagen de la empresa, otros rectificaron a tiempo y consiguieron rentabilizar la presencia de su marca en redes sociales.

Para todos aquellos que aún dudan de la valía del Community, a continuación se enumeran cinco aspectos que lo convierten de prescindible a fundamental:

Imagen: La redes sociales se han convertido en el mejor escaparate para cualquier marca en Internet, el muro de una Fan Page de Facebook, nuestro perfil de Twitter, todo es imagen corporativa. La información, los comunicados y todo tipo de actualizaciones que utilicemos en estos medios van a convertirse en parte de la empresa, no hay nada más dañino para la imagen de una marca que su perfil este lleno de actualizaciones vacías.


Se ha hablado en muchas ocasiones de la importancia que las empresas estén conectadas al nuevo – no tan nuevo, diría yo – entorno digital que engloba los mercados de hoy en día. También se ha dicho que no es necesario únicamente que estas empresas tengan presencia en las redes sociales, sino más bien generen contenido de valor que, de alguna manera, englobe y acerque la marca de una manera más humana al público objetivo al que desea dirigirse, esto para cumplir los objetivos de mercado que pueda tener a corto, mediano o largo plazo.

Sin embargo, la realidad de muchos países, en los que aún no se le ha brindado la importancia que merece al gestor de las comunidades en el Social Media, trae consigo misma una serie de elementos que, de alguna forma, limita al community manager, para realizar un trabajo totalmente apegado a la gestión de tan importantes relaciones en el entorno online.

En primer lugar, se debe tomar en cuenta la identidad de la marca; parte del éxito rotundo del Social Media (y que su entendimiento ha llevado al éxito a muchas marcas) ha sido la perfecta incorporación de elementos aportados de la comunicación humana en el entorno digital, es decir, para llegar a “querer” a una marca, implica un nivel de conocimiento que parte de la experiencia de acercamiento que se ha tenido con ella.


Los hay muy descarados que ofrecen el paraíso 2.0 en cinco pasos sencillos a cambio de un jugoso cheque.
Otros, tal vez más discretos, prometen toneladas de seguidores, fans y tráfico en un santiamén con fórmulas sacadas de un sombrero de mago.

También los hay elegantes, con buen discurso y dones persuasivos que soban el ego de sus potenciales clientes, pero se desinflan a la menor investigación de sus propios sitios digitales.
Y los advenedizos que piensan que con crear una página de fans en Facebook, un perfil de Twitter, se ganan el derecho al ser llamados gurús en redes sociales.

Pero el problema es mucho más complejo.

“Chamanes” de las redes sociales

A Cecilia Rodríguez, community manager del sitio La Opinión de Panamá, no le tocó perder plata, pero sí llevarse una decepción con un “chamán” que dictó hace pocos meses una conferencia sobre redes móviles y sociales.


Alerta engaños: las 5 mentiras de los gurúes de las redes sociales El mundo de las redes sociales tiene el “mal” de ser demasiado novedoso y siempre cambiante.

Por eso no falta la oportunidad de personas que dicen cómo tenemos que hacer las cosas.

Esta figura del “gurú” es clásica en el rubro del marketing y de la publicidad.

Está en los usuarios creerles o no, pero muchas veces pueden aportar información valiosa.

De acuerdo con Managment Journal, cuando se trata de administrar redes sociales, nadie mejor que el Community Manager tiene idea de cómo tiene que ser el trabajo correcto.

Estas son algunas de las “mentiras” más grandes de estos asesores, que se olvidan de cosas fundamentales.

,

Los cinco profesionales que necesitas en tu equipo de social media El área de social media de las empresas dependerá mucho del tamaño de éstas, de su core businnes, etc. Pero, para Peter Shankman, de Inc. es importante tener cierto tipo de profesional en este departamento para garantizar su buen funcionamiento.

1. Profesionales al servicio del cliente

La mejor estrategia de ataque y de defensa es el buen servicio al cluente. Por ello, los expertos en esta área son cruciales, ya que el plan de social media implica, entre otros aspectos, escuchar a los clientes, reaccionar ante sus peticiones, etc.


Las virtudes deseadas para trabajar en los social media son enumeradas a continuación Carrie Peterson en un artículo de PR Daily que recoge marketingdirecto:

1. Ágil
En los social media hay que estar siempre alerta y saber adaptarse rápidamente a los cambios.

2. “Empollón”
Hay que estar dispuesto a aprender constantemente y estudiar las novedades que surgen en el universo 2.0.

3. Dedicado
Quien trabaja en los social media debe asumir que en estas plataformas hay que estar disponible las 24 horas durante los 7 días de la semana.

4. Inteligente
Para trabajar en los social media hay que ser listo y saber modular la voz en función de las diferentes circunstancias.

5. Estratega
Los social media no son plataformas aisladas, sino que forman parte de una estrategia global de marketing mix.


Ya pasó a la historia las épocas en las que debíamos gritar a los cuatro vientos las ventajas de las redes sociales para las empresas. Principalmente para las pymes.

El dueño de empresa que no se haya querido enterar, es porque no le interesa. Y lo que hagamos ni tú ni yo, lo va a hacer cambiar de idea.

Ahora, que deberían estar empezando a llegar los convencidos; con la necesidad de aprender y/o contratar a un consultor que les ayude a planificar su estrategia. A ti, que eres dueño de una pyme, te voy a dejar unos consejos para que no te engañen las cientos (miles) de empresas que de la noche a la mañana, dicen que te pueden ayudar a resolver el problema de tu presencia en redes sociales.

Estas son las cosas que deberías preguntarle y tomar muy buena nota de la respuesta que te den.


¿La gestión de las redes sociales en tu empresa es de producción casera y familiar? ¿Tu hij@ o sobrin@ es quien gestiona tu perfil en Facebook o Twitter? ¿Estás pensando pedirle a tu prim@ informático que diseñe alguna promoción para estas navidades?

Si has respondido “Sí” a casi todas estas preguntas puede que gestión en las redes sociales no esté contribuyendo a la buena marcha de tu negocio. Quizás lo de invertir en Social Media no te va, piensas que no es necesario, por eso no te extrañe que tu comunidad online se reduzca a un grupo de los vecinos más puestos en nuevas tecnologías y, por supuesto, a tu adorable familia ¿es ése el objetivo que persigues en Social Media? 

Si ya fuimos claro mostrando los motivos por los cuales una página web no puede valer 500 euros, en esta ocasión hacemos lo propio con la gestión de los perfiles sociales y la estrategia de social media de tu propio negocio.

Admita que ha visto que su competencia también tiene presencia en redes sociales, les sigues la pista desde hace tiempo, por ello sabes que suelen crear promociones y lanzar descuentos; además recibes sus ofertas por email. Reconoces que también posee una comunidad que parece dinámica, donde los usuarios participan de forma activa. Estaría bien que nuestros perfiles sociales también tuvieran vida, ¿verdad?