Twitter en la Empresa





Cinco razones para no prohibir las redes sociales en la oficina Si la empresa en donde trabajas te prohíbe utilizar Twitter, Facebook, LindedIn y otras redes sociales en la oficina, esa política tiene “muerte cerebral”, me dijo el empresario Vivek Wadhwa.

Wadhwa, quien se encuentra en la lista de las 40 mentes con mayor influencia en la tecnología, por supuesto tiene razón. A continuación encontrarás cinco razones, tomadas de varios libros publicados este año.

1. Es contraproducente

Gerentes dictatoriales, considérense advertidos. El prohibir las redes sociales en el trabajo es tan posible como los intentos del Rey Canuto para detener la marea. Como Nicco Mele afirma en The End of Big: Howe the Internet Makes David the New Goliath (El final de lo grande: cómo el internet hace de David el nuevo Goliat), las redes sociales en realidad contribuyen a la muerte de la gran empresa. Además, ya que la mayoría de los trabajadores ahora tienen sus teléfonos inteligentes y sus tabletas, es prácticamente imposible -sin establecer un régimen totalitario que lo ve todo- evitar que los trabajadores echen un vistazo a sus actualizaciones de Facebook o las entradas de Twitter mientras van a los servicios.


Cómo prevenir la mala conducta de los empleados en las redes sociales Varias empresas han tenido que despedir a sus empleados a causa de su mala conducta en las redes sociales. Aprende a crear una política que proteja a tu empresa en las redes sociales para prevenir estos problemas en un futuro.

Reconozcámoslo. Nos hizo gracia ver como un empleado de Chrysler se burlaba públicamente de los conductores de Detroit a través de la cuenta oficial de la compañía en Twitter, o como dos empleados de Domino’s Pizza utilizaban los alimentos de manera, digamos poco ética, en un video de YouTube. Sin embargo, no debió de ser algo muy divertido para ambas empresas, que no sólo se vieron obligadas a despedir a estos empleados, sino que tendrán que arrastrar esta mancha en su reputación en las redes sociales por un tiempo.


51% usa las redes sociales con fines corporativo No cabe duda de que la aparición de las redes sociales ha marcado un hito en la comunicación interpersonal. De hecho, su uso ha excedido el contacto con amigos y familiares para dar lugar a distintas aplicaciones como estudiar y trabajar.

De acuerdo con una encuesta elaborada por la firma de seguridad en Internet Eset, 51,4% de los usuarios consultados solo utilizan las redes sociales con fines corporativos, según lo reseña un boletín de prensa.

Pese a que la comunicación con amigos y familia (85,6%) y el estudio (53,6%) son las razones más mencionadas por los usuarios con respecto al uso de redes sociales, el hecho de que un poco más de la mitad comparta datos corporativos y que el trabajo se posicione como el tercer motivo más importante demuestra que las empresas y los usuarios también utilizan estos medios para desarrollar sus tareas laborales.


Dada la relevancia de las redes sociales, y el gran papel que desempeñan en la estrategia de comunicación online, seguro que te pica la curiosidad el conocer cómo organizan las empresas su departamento de Social Media, qué recursos destinan y qué tareas desempeñan estos profesionales. Esta infografía de Ragan muestra los datos que ilustran la realidad del sector:

Solo el 27% de las empresas cuenta con un departamento exclusivo para Social Media. El 42% de las empresas cuenta con una única persona para desempeñar estas funciones, mientras que el 40% se apoya en un máximo de 3 personas. Por su parte El 65% de las empresas dispone de personal entre cuyas principales funciones se encuentran las relacionadas con los Social Media. De otro lado, un 3% opta por externalizar el servicio, mientras que un 5% combina la subcontratación con la gestión interna. Se prevé que se mantenga esta tendencia, dado que el 78% de las empresas no tienen previsto ampliar su plantilla para reforzar el departamento de Social Media.


Usar redes sociales aumenta la productividad de los empleados El más reciente estudio sobre el uso de herramientas sociales en la empresa concluye que el uso de redes sociales impulsa la productividad. Para ilustrarlo pone de ejemplo a “una gran teleco europea”.

El objetivo de la compañía consistía en mejorar las comunicaciones con los clientes. Para ello se implementaron herramientas sociales como Skype, Facebook y Twitter. El resultado fue revelador; no sólo se aceleraron las ventas, también lo hicieron las tareas relacionadas con la atención al cliente.


Normas para el uso de redes sociales en las empresas No hay duda de que las redes sociales están revolucionando el mundo de la comunicación, tanto que nuevas técnicas de marketing se ponen en práctica en estas plataformas gratuitas e instantáneas que ayudan a potenciar los beneficios comerciales. Sin embargo, los empresarios deben tener especial cuidado con los comentarios que sus empleados publican en los medios de comunicación en línea ya que, si no se toma cierta precaución, la imagen de la empresa puede quedar dañada.

Según informa The Guardian, el 45% de los empleados participan activamente en las redes sociales, utilizando estos medios como una herramienta de marketing. De todos ellos, solo el 24% confiesan seguir unas directrices marcadas por la empresa. La cifra revela la dejadez que muchos empresarios tienen a la hora de cuidar la imagen de su marca en estos medios de comunicación en pleno auge. Para obtener una estrategia eficaz y adoptar un enfoque integral de la estrategia a seguir en los medios sociales, es necesario estableces unas normas comunes que regulen el uso de estas herramientas en los puestos de trabajo.


Diez motivos para no prohibir las redes sociales en tu empresa Jaime Bedia sobre los motivos para usar las redes sociales en tu empresa.

A pesar de que cada vez más los empresarios son conscientes de la importancia de las redes sociales para conseguir el éxito de nuestra empresa, sigue estando vigente el debate de si debemos prohibir o no el uso de las redes sociales en nuestra empresa. Nuestra postura en dicho debate es clara: Las redes sociales son un elemento más de comunicación y marketing de las empresas y deben usarse como herramienta de branding, para estar en contacto con el público y los clientes potenciales, para realizar comercio electrónico y así incrementar nuestras ventas.

Si aún así tienes dudas de si el uso que harán tus empleados de las redes sociales no será el correcto y sólo servirán para que pierdan el tiempo, te enumeramos diez motivos antes los cuales no podrás decir que no a su uso en tu empresa.


Las 7 áreas de influencia de las redes sociales en una empresa Es un error pensar que los medios sociales son responsabilidad exclusivamente del marketng y la comunicación. Toda la empresa puede beneficiarse de ellos.

Pensar en emplear las redes sociales solamente para realizar promociones y ventas es como pensar en utilizar el ordenador solo para almacenar datos contables. Es cierto que esta fue una de las primeras aplicaciones de los ordenadores en las empresas, pero en muy poco tiempo las aplicaciones se multiplicaron extendiéndose a toda la organización y definiendo una nueva manera de hacer las cosas, hasta el punto de estar prácticamente integradas en todos los procesos llevados a cabo por la organización.


Las redes sociales cambian la forma de trabajar
Las redes sociales no son sólo Facebook o Twitter. Hoy existe la tecnología necesaria para que las empresas tengan sus propias redes que les permitan mejorar el trabajo de sus empleados y la relación con los clientes. IBM presentó la plataforma que permite trabajar interconectados a través del “Social Business” en un evento multitudinario que tuvo lugar la semana pasada en Orlando, Estados Unidos.

En este marco, el vicepresidente de ventas de software de IBM en Latinoamérica, Marcelo Spaziani, afirmó: “La tecnología va a cambiar el modelo de negocios”. Es que la incorporación de las redes sociales en las empresas permite mejorar la comunicación interna, la relación con los clientes, acertar con las campañas de marketing, lograr una eficiente búsqueda de nuevos empleados y descubrir talentos.

Esto se resume en el concepto de “Social Business”, un término acuñado por IBM que significa “la incorporación de las redes sociales al trabajo en las empresas”, según definió el especialista en el tema en Argentina, Marcelo Arcogliano. Esta tendencia crece a pasos agigantados en el mundo y también en Argentina.


Corren tiempos complicados en el ámbito económico, pero las dificultades también pueden ser vistas como oportunidades. En una sociedad globalizada como la que vivimos no conviene poner puertas a las ideas, a ganas de emprender, a los negocios.

¿Por qué cerrarse a hacer negocios en el exterior? Hoy día no tiene sentido, y menos con las herramientas que tenemos en nuestras manos para llegar a más mercados. Toda empresa necesita internacionalizarse y buscar clientes, servicios, negocios en el exterior.

No hace falta una inversión extrema. La globalización la aporta Internet gracias al comercio electrónico, pero sí que hay que tener conocimientos de técnicas comerciales, medios de pago internacionales, logística y transporte internacional… aunque eso puede suplirse realizando un Master en Comercio Internacional, por ejemplo, formándose en la materia.

Lo bueno es que la herramienta para pasar del comercio interior a uno exterior, a uno internacional, está ahí, y nos la brinda Internet. Vender y comprar servicios y productos a través de la red aumenta la competitividad de las empresas y les da acceso al mercado mundial.


Un estudio elaborado por Weber Shandwick revela que el uso de las redes sociales entre los ejecutivos, si bien sigue siendo escaso, aumentó durante 2012.

Por ejemplo, el 10% de los primeros directivos tiene ya una cuenta en Facebook, frente a sólo el 4% registrado un año antes. El 18% usa al menos una red social, dos puntos porcentuales por encima de 2011. Y, en el caso de las cincuenta mayores empresas del mundo, este porcentaje se eleva hasta el 66%.

“El uso de la página web de la empresa para añadir información sobre el presidente ejecutivo es un primer paso en la socialización de éste y es la base de la sociabilidad en algunos mercados mundiales”, comentan desde Weber Shandwick.


Los mitos sobre las redes sociales que quedaron en las empresas en el 2012 Conforme se afianzaron como una herramienta de mercadeo, quedó claro que las redes sociales no son un experimento. Sin embargo, en las empresas -si bien se valora su rol porque amplifican el “boca a boca”- desconocen cómo aprovechar realmente su poder.

Un informe de McKinsey revela que esto se debe a que los empresarios y ejecutivos desconocen cómo es que los consumidores discuten en línea sobre los productos y ofrecen orientación a otros en sus compras. También a que no se está midiendo su impacto financiero y es difícil justificar las inversiones en su gestión.

McKinsey subraya que las redes sociales ya no son actividades secundarias y que se debe tener claro cuáles son los mitos que han surgido a su alrededor:

MITO 1- Las redes sociales son para entretenimiento: Identifique las funciones de las redes sociales (monitorear, responder, amplificar y dirigir el comportamiento del consumidor) y cómo, cuándo y dónde influyen en ellos para diseñar estrategias de mercadeo.