El Futuro de Twitter





Los servicios de localización llevan presentes en el mercado ya cierto tiempo, pero 2013 será probablemente el año en el que los jugadores más importantes prestarán una mayor atención a los datos de los usuarios. Por supuesto, además de Foursquare no podemos olvidarnos de Facebok y Google, que trazan el camino que los demás siguen, pero el auténtico reto va a llegar de la mano de unir estos datos con otros servicios como mapas, comercios e imágenes.

Un ejemplo perfecto lo tenemos en Instagram. Al introducir la marcación o geotagging en su servicio, un área potencial de ingresos viene al poder ofrecer esas fotos localizadas a los comercios a cambio de un precio. Las nuevas condiciones de servicio recientemente hechas público, sugieren que la mejor forma de poder llevar esto a cabo es mediante el patrocinio antes que mediante la etiquetación.

La posibilidad de que Foursquare sea adquirida por alguno de los grandes, como Apple, Facebook o Google, es relativamente alta. No podemos olvidarnos que Instagram fue vendida por un importe superior a los 715 millones de USD, y que además el servicio no ha sido capaz todavía de monetizarse. Sin embargo, Foursquare dispone de gran cantidad de datos y algunas líneas de generación de ingresos que la hacen más atractiva.


Twitter plantea eliminar los "followers" para sustituirlo por otra unidad métrica El co-fundador y antiguo director ejecutivo de Twitter, Evan Williams, considera que la red de «microblog» necesita nuevas herramientas para medir la influencia real y el alcance de las publicaciones de los usuarios, más allá del número de seguidores. El método más habitual para medir la influencia de los perfiles de Twitter consiste en contabilizar el número total de seguidores de cada perfil, aunque la actividad de estos sea nula.

Sin embargo, el ex consejero delegado de Twitter se ha mostrado partidario de utilizar otros métodos más precisos, como el de separar el número total de seguidores de una cuenta del número de seguidores activos. «Creo que es una gran idea» aseguró Williams durante una entrevista con el fundador de la plataforma de contenidos Buzzfeed.

,

Las 5 predicciones de los social media para el 2013 Han pasado ya casi diez meses desde el día de año nuevo y atrás quedan esas imágenes bebiendo vino y champán, devorando el pastel y bailando con la multitud. Lo que es cierto es que cada amanecer tiene algo nuevo para la humanidad, aunque el mundo no cambie drásticamente durante una noche. Sin embargo, para este 2013 que está a la vuelta de la esquina, sí habrá algunos cambios notables en los social media.

Los técnicos están ocupados pensando en el crecimiento de los social media y aquí les presentamos las 5 profecías que podrían cumplirse el año que viene:

1. El amanecer de la TV Social: Se habla de que los programas de televisión más populares van a seguir en las redes sociales, con la diferencia de los comentarios en tiempo real. La gente no esperará hasta el día siguiente para encontrarse con sus amigos y discutir de los programas de TV. Por esa razón, los canales de TV ofrecerán un servicio de redes sociales para compartir los comentarios, a medida que los programas se vayan emitiendo. Cuando los usuarios vean algo que les disgusta, podrán ir a la derecha de la página de red social y mostrar sus comentarios.


En las últimas semanas estamos viendo, casi con estupefacción, cómo Twitter va restingiendo más y más el uso de la API que otros desarrolladores utilizan para dar vida a sus aplicaciones. Llevamos tiempo viendo cambios en la API y desde entonces, desde fuera, todos los usuarios del servicio estamos percibiendo un cierre gradual, como que Twitter quiere ser quien controle todo lo relativo a su servicio. Incluido el ecosistema que lo ha rodeado desde prácticamente su nacimiento.

La cuestión es que Twitter es lo que es gracias a ese ecosistema de terceros que le ha dado vida, que le dio vida antes de que fuera mainstream. Antes del cliente oficial para móviles existían los que crearon desarrolladores apasionados, entusiastas del servicio. Twitter compró algunas de las aplicaciones (y contrató a sus desarrolladores), como fue el caso de TweetDeck o Tweetie.


Redes Sociales: ¿Reemplazarán a los medios "tradicionales" o no? Durante los últimos años hemos venido escuchando que en el corto plazo las redes sociales reemplazarían a los medios como la herramienta para generar preferencia hacia las marcas.

Las redes sociales han sido adoptadas masivamente por los consumidores. La mayor red social, Facebook, cuenta con 955 millones de usuarios activos. La mitad se conecta en promedio 3.5 veces por semana.

Sin embargo, a la fecha es cuestionable que las redes sociales, por si solas, puedan construir marcas y generar incrementos significativos en ventas. Hay casos exitosos, por ejemplo Blendtec, pero son escasos. La TV y otros medios siguen jugando un rol importante.


Les voy a dar una mala noticia que pueden trinar: la fiesta en Twitter está por terminar. Con el anuncio de nuevas restricciones para el uso de su plataforma por parte de desarrolladores independientes, el servicio de micro-blog de 140 caracteres dejará de ser una plaza pública para convertirse en un centro comercial.

Twitter debe su éxito a los desarrolladores independientes. Ellos convirtieron un servicio básico de mensajes de texto en línea (literalmente se trinaba a través de SMS) en una poderosa plataforma social: alguien pensó que era buena idea agregarle fotos a los mensajes; otro comenzó a transmitir videos; uno más empezó a mezclar trinos y armar listas. El espiral de innovación era inagotable.

Por supuesto, esta creación fue posible porque la arquitectura de Twitter lo permite. Cualquier desarrollador puede colgarle nuevos servicios y crear una aplicación a partir de ellos. O, simplemente, puede ofrecer la experiencia básica de una mejor manera. (Muchos de nosotros usamos Twitter sin pasar jamás por www.twitter.com). Todos se subieron encima de la ballena.


Las redes sociales ocupan el mayor tiempo de uso de internet en Latinoamérica: “Latinoamérica tiene cinco de los mercados más afines a Redes Sociales a nivel mundial. Los usuarios de Internet en Argentina tuvieron un promedio de 10,7 horas en sitios de redes sociales en Diciembre 2011, seguidos por chilenos (9,5 horas por visitantes), peruanos (8,7 horas), colombianos (7,6 horas) y mexicanos (7,1 horas).” (Comscore, comunicado de prensa 21 de marzo 2012). Facebook, Twitter, Orkut, LinkedIn, Pinterest, SlideShare, Google+, Tumblr, Tuenti en España y otras muchas son plataformas esenciales de comunicación que actualmente deben conocer y utilizar todas aquellas personas, entidades, empresas y grupos sociales que quieran tener eco social, y especialmente entre los más jóvenes.

“Trending topics“: El 23 de junio se comentaba esta noticia en BBC News: “Tras la publicación del video en el que el periodista de BBC Mundo Gerardo Lissardy intenta hacerle -sin éxito- una pregunta al presidente de Chile, Sebastián Piñera, los usuarios de Twitter crearon la etiqueta #esapreguntano para referirse al tema…En poco tiempo, el hashtag se ubicó en el primer puesto de los trending topics en Chile”


La empresa norteamericana de Marketing Digital Hubspot, realizó recientemente un “debate” online para determinar si Twitter está decayendo o por el contrario en plena prosperidad. Esto, desde el punto de vista de marketing, dirigido a quienes usan o piensan usar Twitter como parte de su estrategia.

Para iniciar el debate, dos analistas de la empresa, con visiones opuestas, expusieron algunos datos relevantes que apoyan cada una de sus posiciones.


Los procesos continuos de mejora de la plataforma de microblogging parecen haberse acelerado con la salida a bolsa de Facebook, que ha reajustado a la baja las expectativas acerca de valor de mercado de las redes sociales.

Mientras uno de sus principales competidores recibe un correctivo en su salida a bolsa, Twitter refuerza su apuesta por distinguirse de otras redes sociales como una plataforma cada vez más orientada a la información y más centrada en mejorar la experiencia de sus usuarios.


Jack Dorsey no es un ‘geek’ (un friqui de la tecnología) cualquiera. Cuando se presenta ante el entrevistador, luce un ‘look’ a la última. Mocasines, calcetines multicolor, jersey negro de cuello abierto y camisa de Dior con el cuello invertido de color azul pálido. A años luz del uniforne ‘vaquero-zapatillas-camiseta negra de manga larga’ que es la norma en Silicon Valley.

Habla poco, con una voz suave y pausada. Pero su ritmo es rápido. Jack Dorsey habla de la misma manera que tuitea: utilizando 140 caracteres, puntuados por ‘yup’ (sí) y ‘no’. Tiene un aire juvenil y soñador que contrasta con su personaje de visionario inspirado que ejerce sus responsabilidades como empresario con mano de hierro.

A los 20 años se interesó por la botánica, los masajes, la moda… antes de volver a sus ordenadores. En 2006 trabajaba en una compañía informática al borde de ser devorada por Apple. Su jefe, Evan Williams, estaba enloquecido. Un día se dirige a su colaborador de aspecto grunge, con aro en la nariz y pendientes: «Jack, por favor, ¡encuentra una idea para que salgamos de esta!». Respuesta de Jack: un servicio que permite contar a quien queramos, en pocas líneas, dónde estamos y qué hacemos. Acababa de nacer Twitter.

La start-up está hoy a punto de convertirse en un imperio, comparable a Facebook y Google. En pocos meses abandonará sus anónimas oficinas de Folsom Street, en San Francisco, donde el jefe ocupa un cubículo sin ventana en una sala diáfana de la sexta planta… Twitter se muda a un edificio art déco, en plena reforma, en Market Street. El lugar es 10 veces más grande, para poder alojar a todos sus empleados -700 en la actualidad-, que deberían duplicarse este año.

Nos recibe un jueves, «el día de la semana que dedico a las relaciones externas. Aprovecho para salir del despacho». Su vida cotidiana está extremadamente organizada: cada día lo dedica a un tema. Nació hace 35 años en Saint Louis, Misuri, y siempre ha convertido su vida en un prototipo, siempre ha sometido su universo a una cuadrícula. «Simplifico la complejidad», afirma.


El potencial de Twitter Establecer reglas estrictas en un mundo tan cambiante como el de internet es complicado, pero los consejos nunca vienen mal y, para saber qué es lo más adecuado en lo que a redes sociales se refiere, qué mejor que preguntar a los expertos.

Directores de comunicación de compañías como Iberia, fundadores de páginas de éxito como Menéame, presentadores de televisión y escritores se reunieron hace unos días en Burgos (España) en el marco de II Congreso Iberoamericano sobre Redes Sociales iRedes, precisamente para debatir qué cosas deben tener en cuenta empresas, instituciones y usuarios para gestionar sus perfiles en las redes sociales.

El periodista Ramón Trecet es claro en sus recomendaciones “si bebes, no tuitees”, afirma poniendo como ejemplo el caso del cineasta Nacho Vigalondo que, como él mismo explicó en su blog, en “circunstancias más festivas que otra cosa”, publicó un chiste cargado de humor negro que le valió el fin de su relación con el prestigioso diario español “El País”, entre otros problemas de imagen.


Twitter es un servicio que comenzó como una manera para que los grupos de amigos se mantengan en contacto entre sí a través de mensajes de texto, que ha crecido hasta convertirse en una revolucionaria plataforma para conectar y compartir con millones de personas en todo el mundo.

Y se ha vuelto más molesto, también.

Durante la mayor parte de su historia, Twitter desagradaba a las personas que no estaban en ella, quienes justificaban no participar en dicha red puesto que no estaban interesados en lo que otras personas estaban comiendo en el desayuno.

Ha habido un cambio, sin embargo, en el último año. Las personas que se quejan más acerca de Twitter se han rendido o se han calmado. Ahora la principal fuente de quejas viene de la gente en Twitter, en lugar de fuera de él.