Twitter y Medios Sociales





Facebook y Twitter se disputan desde su origen el tiempo y la atención de los usuarios. Ambas quieren capitalizar su interés por estar informado o por compartir contenido de su interés con sus contactos para rentabilizarlo en forma de publicidad.

Ahí están las marcas para invertir en una u otra en función de su conveniencia y de las posibilidades que vean en ellas para conectar con su target, crear una comunidad sólida o atender las consultas de los consumidores. ¿Cuál es mejor para una marca? Evidentemente dependerá de los objetivos, target y demás condicionantes de la estrategia social de la empresa, pero podemos resumir algunas reflexiones que hacen ceder la balanza a favor de Twitter.


El 70% de los internautas latinoamericanos ya utiliza redes sociales, el 36,2% de la población total A pesar de que internet se ha instaurado antes en otros mercados como el de América del Norte o el de Europa Occidental, según las estimaciones de eMarketer 299,5 millones de personas en América Latina serán los usuarios de internet este año, exactamente 50% de la población. De hecho, el número de usuarios de internet en la región crecerá 13% este año, aunque las tasas de crecimiento disminuirán en los años siguientes.


La socióloga Sandra González-Bailón expone recientes investigaciones sobre dinámicas de movilización política en el entorno digital

El estudio de las redes sociales del 15-M muestra que la estructura de la comunicación en las protestas digitales es más centralizada y jerárquica de lo que indica la imagen que se proyecta entre el público general. Esta es una de las principales conclusiones de las investigaciones llevadas a cabo por la socióloga Sandra González-Bailón, profesora de la Annenberg School for Communication de la Universidad de Pensilvania.

En una conferencia de la UOC que este martes tuvo lugar en el edificio Media‐TIC de Barcelona –y que fue organizada por el grupo de investigación eGobernanza: administración y democracia electrónica (GADE) del IN3, en el marco del máster de Análisis político y del máster de Administración y gobierno electrónico de la UOC–, esta experta en redes sociales, medios digitales y participación política demostró con datos que el funcionamiento de las redes de comunicación y los mecanismos que se activan en momentos de efervescencia colectiva a menudo se basan en percepciones erróneas.


Soy una persona ocupada y francamente no tengo tiempo para estar en las redes sociales, ni creo mucho en ellas. ¿Qué tan importantes son para efectos profesionales?

No se trata de tener tiempo para “estar” en ellas, probablemente ya estás sin saberlo. Si buscas tu nombre en Google, es muy probable que salga algo sobre ti. En tal sentido, sólo tú determinas si quieres controlar lo que se dice de ti o si prefieres que otros lo hagan.

Por otro lado, si buscas tu nombre y no encuentras ningún resultado es porque no existes en el mundo digital, y quien no existe, no cuenta. Tienes que estar presente por lo menos en Linkedin—la red de profesionales más grande del mundo— porque si alguien necesita saber algo de ti, lo primero que hará es buscarte. Esto incluye a los reclutadores y gerentes de Recursos Humanos (RRHH).

Según una encuesta sobre redes sociales de LHH-DBMPerú, 71% de los gerentes de RRHH busca personal y, de ellos, 54% contrata a través de las redes. A diferencia de lo que muchos podrían pensar, las búsquedas se dan en todos los niveles, incluyendo la alta y mediana gerencia.


Si bien ambas redes sociales ofrecen servicios que integran herramientas similares, Twitter está haciendo todos los esfuerzos posibles para distanciarse de Facebook ante una Oferta Pública Inicial. Sus ejecutivos tienen una misión: no comenter los mismos errores que oscurecieron la salida a la bolsa de Facebook.

“Presentamos confidencialmente un registro (S-1) a la bolsa de valores para una oferta pública planeada”, reveló el jueves la red de microbllogging. El anuncio sorprendió a periodistas y blogueros que cubren las novedades de Silicon Valley, dado a que la compañía ha negado constantemente sus planes de entrar a la bolsa.

Pero ¿en qué magnitud marca la diferencia la palabra “confidencialmente”? Esta apuesta le permite a Twitter no verse en la obligación de publicar detalles sobre su información financiera hasta 21 días antes de ingresar a la bolsa.


Facebook vuelve a copiar a Twitter Facebook ya está probando la funcionalidad con algunos usuarios de los Estados Unidos en la versión móvil. Los Trending Topics de la red social se incluirían en la parte superior de la sección de noticias y, al igual que en Twitter, tendrán como objetivo reunir los temas más populares y conversados entre los usuarios de la plataforma.

Al hacer click en una de las tendencias, los usuarios podrán ver lo que sus contactos están comentando sobre el tema, al tiempo que se mostrarán también publicaciones y comentarios de otros usuarios, según informa el sitio AllThingsD.

En junio, Facebook anunció que también incorporaría hashtags como modo de organizar la información en la red social en torno a determinados temas sobre los cuales los usuarios comentan u opinan, una de las características históricas de Twitter.


Facebook introduce palabras clave con # al estilo Twitter Facebook comenzó el miércoles a incluir en su servicio palabras clave precedidas de un signo de numeral, “hashtags”, marca de fábrica de su rival Twitter, para ayudar a los más de mil millones de miembros de la red social a seguir temas de su interés.

“A partir de hoy, se podrá hacer clic en palabras clave en Facebook”, anunció la compañía en su blog oficial.

“De manera similar a otros servicios, como Instagram, Twitter, Tumblr, o Pinterest, los hashtags en Facebook permiten agregar contexto a una publicación o indicar que es parte de una discusión más amplia”, dijo el gerente de producto de Facebook, Greg Lindley.


Con sus pros y contras, antes de las redes sociales, el fin de una relación de amistad o amor implicaba no saber nada más de la otra persona. Eso es historia. Facebook, Twitter, Skype y WhatsApp, entre otros, dificultan poner el borrón y cuenta nueva. Así, muchos encuentran casi imposible iniciar una nueva etapa sentimental.

En marzo de este año, Sabrina, empleada administrativa de 33 años e hincha de Atlanta, estaba leyendo la versión online del diario deportivo Olé, e hizo clic en un video titulado Viva el amor. En el clip aparecía su ex pareja pidiéndole la mano a su actual novia en medio de la cancha. Ese mismo día, Sabrina se fracturó la muñeca mientras practicaba fútbol femenino. “Salimos durante 10 años y cortamos hace 4. Sin embargo, verlo en Internet aún me desestabiliza”, confiesa.

Es que a pesar de que uno elimine el nombre de la persona que no quiere ver más en Twitter, chats y otros medios, esta medida sirve de poco, ya que siempre hay vías alternativas por las cuales se filtra la información. “Es muy fácil sacar a alguien del Skype, pero el problema son los amigos en común, que etiquetan fotos donde aparecen las personas con nuevos novios o pasándola genial, y a uno le llegan esas notificaciones”, explica Sabrina que, por este motivo, eliminó de sus redes sociales a los amigos que tenían en común y optó por no recibir las actualizaciones de sus ex familiares políticos.


Ocho reglas básicas para comprender el nuevo paradigma del No soy la persona más indicada para realizar una guía de actualización del viejo código ético de internet en esta época de redes sociales. Siguiendo el clásico de Dale Carnegie, Cómo ganar amigos e influir en las personas, debería haber una actualización al ‘doscerismo’ sobre cómo aplicar esos principios básicos de la inteligencia emocional en lo social: en la generación Facebook, o más bien generación Twitter.

Llevo tiempo observando el fenómeno en silencio, y he sacado algunas conclusiones. Me gustaría enumerar las pautas que creo que son necesarias para no agredir literalmente a tus contactos y perjudicar la imagen de tu empresa o servicio. Las relaciones públicas y el intercambio comercial en ‘social media’ gustarán más o menos, pero son una clara tendencia de cara a los próximos años.

Esto se nota en el hecho de que algunas empresas, debido a las prisas, entran en las redes sociales con el pie izquierdo, y hay ciertas cosas que el usuario no perdona.

Emisor y receptor comparten el mismo plano

La gran revolución ‘social media’ consiste en poner en un mismo plano al emisor y al receptor del mensaje. En otras palabras, en igualar los roles. Por eso, las empresas que quieren trabajar este concepto de forma correcta deben hacer gala de un buen uso de las relaciones públicas y de la atención al cliente, aspectos que muchas veces son relegados ‘ad libitum’.

Esta es una posición más incómoda para el emisor del mensaje, acostumbrado a no tener que escuchar, pero también es más justa y permite retratar fidedignamente la calidad de la atención al cliente de productos y servicios.

Las relaciones públicas son importantes debido a la necesidad de comunicación bidireccional real en ‘social media’. El usuario no sólo reclama un buen servicio, o que éste sea interesante. Además, se siente partícipe de él y, de hecho, es así, ya que forma parte de la generación de contenidos. El usuario no es un ser pasivo. No sólo opina. Ahora crea y, por lo tanto, se siente partícipe y exige.

Los puntos clave del cambio de ciclo

Sin más preámbulos, estos son algunos de los puntos clave que se han modificado con el cambio de ciclo. Como veremos, mucha gente no ha cambiado de pie a la misma velocidad:

― El medio no es el fin, es sólo parte inicial del camino. No hay que caer en el error de crear vías de comunicación con tus posibles usuarios a través de Twitter, Facebook o Linkedin sólo para comunicar ‘offline’. Esto no significa haber adaptado tu compañía a los nuevos tiempos. En la actualidad, estos canales se crean por defecto. La diferencia radica en quién los emplea correctamente, y eso es lo verdaderamente complicado. Abrir grupos y cuentas para abandonarlos o usarlos con poco acierto genera una percepción negativa por parte de los usuarios.

― Organiza, crea y aporta algo. Puedes hacerlo en Twitter, en Facebook, donde sea… Pero aporta algo. Si la comunidad ve que eres un actor más, partícipe de la conversación, colaborador, y no un ente creado para promocionar un producto, cuando realices alguna acción de mercado la ‘capilaridad’ y percepción posiblemente serán mucho mejores.

― Hay que dosificar la información. Por ejemplo, si el usuario reside en cierta región, lo recomendable es mandarle datos de la zona que le compete, no de países lejanos. Cada vez que recibo un email de ‘spam’ de una empresa en otro país, que comercializa productos o servicios locales, no sólo me frustra el doble. Además me molesta la inutilidad, por su parte, de un mal entendido esfuerzo y costo de ‘marketing’ a alguien que no es su público objetivo. ¡Hasta el ‘spam’ inteligente puede ser útil!

― Si metes la pata, discúlpate, ríete y sé original. Las nuevas redes sociales y los comportamientos derivados de ellas, son relativamente nuevos para casi todos, por lo que es muy posible que nos equivoquemos. Interactúa, aprende y, si es necesario, discúlpate. No hay nada más desagradable que una empresa que tira hacia adelante arrollando con todo una vez que mete la pata, evitando retractarse…


Los motores de búsqueda, más fiables para informarse que los medios sociales Cuando se trata de estar al tanto de la actualidad o de obtener información general, los consumidores de todo el mundo ponen tanta confianza en los motores de búsqueda como en los medios de comunicación tradicionales, y claramente más que la que depositan en los medios sociales. Los datos provienen de la recientemente publicada por el índice de Edelman (Edelman Trust Barometer).

Esta encuesta anual global, en su decimotercera edición, utiliza datos de público con educación universitaria e individuos con un nivel alto de ingresos que siguen los temas políticos y utilizan de forma activa los medios de comunicación. Pese a todo, las cifras no señalan que haya una sola fuente que cuente con plena confianza, lo que sugiere un cierto grado de escepticismo de los consumidores hacia el saturado panorama informativo del mundo actual.

La confianza en los medios de comunicación, según la encuesta, es de hasta un 5% más alta respecto al año pasado, con los motores de búsqueda y los medios de comunicación tradicionales encabezando la lista de las fuentes más utilizadas por el público. Un 58% afirmó que les ofrecen fiabilidad. Por contra, sólo el 41% de los encuestados dijo preferir los medios sociales para noticias generales e información.


Existe una corriente, que cada últimamente va haciendo más ruido, de profesionales dentro del marketing que ven en el Social Media un subsector del Marketing lleno de aficionados y vendehúmos, o eso es lo que les interesa transmitir, curioso que muchos de ellos utilicen los propios medios sociales para transmitir estas ideas.

La revolución que han supuesto las redes sociales a la hora de promocionarse, ha dejado a más de uno con el ceño fruncido y con postura a lo “Gollum des Señor de los anillos” protegiendo “su tesoro”, pero ¿Qué hace a muchos compañeros mirar con recelo al Social Media y todo lo que se mueve a su alrededor?

Novedad: Puede parecer chocante este motivo, pero no lo es tanto, hay gente que de por si en su trabajo es conservadora y no es afín y se muestra desconfiada frente a las nuevas corrientes que puedan ir surgiendo.

Accesible: Las redes sociales han supuesto una oportunidad a todos aquellos profesionales del marketing, que por falta de medios o de oportunidades, anteriormente no podían mostrar sus conocimientos. Las redes sociales posibilitan que con tan solo una conexión de internet podamos realizar un buen personal branding, sea cual sea nuestra situación
Didáctica: La redes sociales son una gran fuente de información, cualquiera con ganas y vocación, puede encontrar en ellas valiosas fuentes de información y adquirir una formación de calidad.


No parece que nadie ponga en duda la importancia estratégica para la empresa del social media marketing, al menos eso es lo que se desprende del estudio que acaba de hacer público Nectar Online. Las respuestas son casi universales en la creencia de que el social media es importante para la organización (94%) y que contribuye a mejorar el conocimiento de la marca (92%). 8 de cada 10 respuestas también creen que es un imperativo estratégico para las compañías, en la línea de un estudio de Facebook del año pasado en el que 6 de cada 19 ejecutivos sénior de marketing afirmaban que lo social era clave para la supervivencia de la empresa.

Pero dentro de toda esta relevancia dada al social media marketing, el estudio Nectar Online Media revela también que aquellos, que tienen responsabilidad o influencia en el social media marketing de sus organizaciones, están menos seguros sobre su capacidad generadora de ingresos, o en incluso en su propia habilidad para desempeñar con éxito esa actividad. Solo un 46% estuvo muy de acuerdo con la afirmación de que el social media aporta nuevos ingresos a sus empresas, y solo un 28% decía que su programa era sobresaliente.

No sería de extrañar que los dos últimos elementos se encontraran íntimamente relacionados, y que los responsables de las empresas vayan adquiriendo más confianza en sus propias capacidad a medida que sean capaces de ejecutar con éxito, esto es con resultados medibles, esos programas. O quizás, después de tanta discusión y polémica, haya que aceptar la idea de que los social media no son un generador de ingresos.