Periodismo y Twitter





Los periodistas interactúan cada vez más con sus seguidores en la red social Twitter. Muchos de ellos no solo participan con comentarios, sino que además buscan en sus seguidores información más detallada sobre algún suceso o incluso intercambian ‘links’ de otras páginas.

El estudio elaborado por el profesor y director del Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), José Manuel Noguera, detalla que los periodistas elaboran sus noticias echando un vistazo a sus seguidores y se animan cada vez más a contestar a sus seguidores. Es decir, periodistas como Trecet, Pedro J. Ramírez, Melchor Miralles o Almudena Ariza interactúan con bastante frecuencia con sus seguidores.

Cada vez es más habitual encontrar cuentas de personas importantes de distintos ámbitos de la esfera social como políticos, cantantes, artistas, presentadores y periodistas. Muchos de los periodistas tienen asociadas sus cuentas a su profesión mientras que hay otra gran parte de periodistas que además comentan otro tipo de comentarios que nada tienen que ver con su profesión.


El periodismo y las redes sociales A pesar que la profesión del periodismo está actualmente en una encrucijada por los cambios tecnológicos y la crisis económica en el mundo, los medios impresos no están condenados a su extinción total, como pretenden algunos.

Se puede hablar de transformación, pero nunca de su fin inevitable, a pesar que los agoreros del derrumbe aseguren que la prensa tiene sus días contados. Leemos en la prensa extranjera, particularmente, en EU, sobre el cierre de algunos periódicos y revistas importantes ante la nueva realidad digital. En efecto, el avance de la prensa digital en los países desarrollados ha provocado la muerte de diarios y revistas.

Sin embargo, no creo que la defunción de la prensa escrita esté labrada en piedra. La razón es simple: gran parte de las poblaciones, y en particular de los países empobrecidos como Nicaragua, no tienen acceso a las nuevas tecnologías propias de la globalización.

Cuando surgió el televisor muchos creyeron que los días de la radio estaban contados. Ahora que apareció la prensa digital se dice lo mismo del periódico impreso. No podemos negar que algunos medios han desaparecido, pero no solo por el advenimiento de la internet, sino por la disminución de publicidad. No obstante, otros medios que empezaron su andanza digital, ahora han pasado al periodismo impreso. Paradojas de la vida.


Vine, ¿herramienta útil para el reportaje? Vine, la nueva aplicación de Twitter, podría ser lo máximo en recopilación de noticias para redes sociales, según algunos analistas de medios. Lanzado el 24 de enero, el llamado “Instagram para video”, permite a los usuarios capturar seis segundos de video y compartirlo a través de Twitter.

Los videos de baja resolución son descritos como algo más cercano a los archivos GIF animados, y se reproducen en forma constante, en bucle y con sonido de fondo. Los usuarios simplemente con abrir la aplicación, graban y publican lo que han capturado, sin opciones para filtros, ni para editar o añadir sonidos. Wired describió el diseño como “toca para grabar; despliega para ejecutar”.

PandoDaily celebró el potencial de Vine como herramienta para el periodismo práctico y de consumo, argumentando que dota a los periodistas con una “narración más potente y en forma digital”. Hamish McKenzie escribió que el fácil uso de la aplicación, su habilidad para capturar audio y el respaldo de Twitter, cimentan una base sólida para el potencial de las noticias en plataformas de intercambio de videos. En una era en la que se les pide a los reporteros que creen sus propias marcas de medios, McKenzie afirma que Vine podría ayudar a que los periodistas de medios impresos y digitales creen su propia identidad.


La dependencia del periodismo con las redes sociales Los primeros resultados del Estudio sobre el Estado del Periodismo Iberoamericano realizado entre periodistas de 18 países por la red “Periodistas en el Mundo”, revelan que el 78% de esos profesionales considera “importante” y “muy importante” el uso de las redes sociales para su profesión y que solo el 8% hoy tiene su propio blog.

Los resultados publicados en el sitio Rrhhpress.com precisan que Facebook y Twitter hoy son los medios predilectos por quienes cumplen la función periodística. Sucede que ambos, además de ser medios de comunicación entre todo tipo de usuarios, constituyen un foco de generación de noticias.

En octubre de 2011, la red de Mark Zuckerberg alcanzó el millón de usuarios y se estima que el 12% de la población existente en el mundo que usa Internet tiene su cuenta en Twitter y la usa de manera activa. En ambos medios, los usuarios relatan dónde están, qué piensan, qué harán y qué les interesa.


Hay que reconocerlo. En EEUU van unos cuantos pasos por delante de nosotros en lo que a redes sociales y comunicación online se refiere. Así que hay que estar atentos a lo que hagan y a qué se lleva por aquellas tierras ya que, nos guste o no, luego esas tendencias llegarán aquí.

Y como una es periodista y le encantan las redes sociales, qué mejor manera de aprender que fijarse en lo que hace el New York Times en lo que a comunicación online se refiere.

En este vídeo, Jennifer Preston, Social Media Manager de The New York Times, explica qué hace este medio para incentivar el uso del social media entre los redactores y cuál es su forma de ver este tipo de comunicación….


Estudio revela que los jóvenes usan principalmente las redes sociales para informarse Una investigación de la Universitat Jaume I de España ha revelado algunos datos que confirman una creencia ya casi generalizada: los jóvenes consumen cada vez menos prensa escrita. Según este estudio, dentro del grupo de edad entre los 16 y 30 años sólo el 28,8% de las personas lee diarios.

El nuevo medio para informarse serían las redes sociales. Un 77,4% ha revelado que usa plataformas como Twitter y Facebook para informarse, en un porcentaje que además supera la televisión.

Dentro de los rechazos más claros de este público se encuentra también el sistema de pago para acceder a medios. Solamente un 6,2% señaló que se suscribiría a un periódico, y un porcentaje aún menor accedería a costear medios en línea.

Estas cifras no quieren decir que los jóvenes hayan perdido su valor cívico o su interés por informarse. Sino que, según los investigadores, muestra un cambio en la concepción de la información periodística que debe ser para los usuarios un servicio público sin costo.


La característica de convivencia virtual, propia de la Web 2.0, encamina a que los usuarios levanten la voz a través de las redes sociales, en algunos casos, con contenidos informativos; ante ello, se abre el debate de clasificar como periodismo este flujo comunicativo, tema discutido en el tercer Foro Internacional de Televisión TvMorfosis, en el marco de la FIL.

En el panorama de los contenidos informativos que viajan en la red, para el investigador español Javier Redondo la distinción de la calidad del mensaje la hace la profesionalidad del periodismo.

“Los ciudadanos pueden convertirse en difusores de información, pero los cánones profesionales los maneja el periodista”, explicó en el panel “Convergencias informativas. Retos de la transición periodística al mundo digital”, moderado por el periodista Carlos Martínez.

Los datos recibidos de las redes sociales precisan de precaución, y el trabajo del periodista debe regirse por actividades que vayan más allá de la verificación de información venida de la red.


A raíz de los despidos masivos que hubo en el medio español la semana pasada, sus directivos apelaron a mitigar la crisis de imagen en medios sociales provocada por esa decisión de limpiar la empresa, exigiendole a sus empleados que delaten críticas de compañeros en Facebook y Twitter.

Bárbara Manrique de Lara, Directora de Comunicación, Marketing y Relaciones Institucionales del Grupo Prisa, empresa propietaria del periódico, le solicitó a los periodistas de planta y a varios de los despedidos, que se ajusten al reglamento del Código de Conducta en la Web 2.0, el cual es obligatorio.

Según Manrique de Lara, “no buscamos limitar a los trabajadores el uso de blogs y redes sociales, sino promover su uso, pero sin perder de vista el sentido común”, en una carta que le envió a varios periodistas del medio.


Redes sociales amenazan con extinguir al periodismo El periodismo corre el riesgo de desaparecer tal y como se conoce ahora ante la irrupción de las redes sociales en internet, advirtieron hoy aquí especialistas que llamaron a fortalecer la profesionalidad del oficio para evitar su extinción.

En el marco del XVIII Foro Eurolatinoamericano de Comunicación “Las instituciones en el fortalecimiento de la democracia”, el periodista mexicano Jorge Zepeda Patterson advirtió que hay una ruptura de las plataformas de comunicación tal como se conocen.

“El modelo de negocio está quebrado y es irreversible, los jóvenes no leen periódicos o revistas como antes, cada que muere un suscriptor es la pérdida de un recurso no renovable”, señaló.

Zepeda Patterson participó en el debate “El periodismo de opinión y las redes sociales: la ruina y el relevo” , donde dijo que debido a la alta penetración de redes sociales, sobre todo Facebook y Twitter, el periodismo está siendo alterado por una audiencia cada vez más activa con probada capacidad de movilización.


La BBC es la “reina” de los medios en Twitter: sus tuits son los más longevos e influyentes En Twitter medios hay muchos pero sólo pocos pueden presumir de ser verdaderamente influyentes en la famosa red de microblogging. Según un reciente estudio de la Universidad de Arizona llevado a cabo por Sudha Ram y Devi Bhattacharya, la BBC es el medio con mayor alcance e influencia en Twitter.

En su informe, Ram y Bhattacharya analizaron la difusión de noticias en Twitter de doce medios de comunicación diferentes: The New York Times, The Washington Post, BBC, NPR, Reuters, The Guardian, Forbes, The Financial Times, Mashable, Arstechnica, Wired y Bloomberg.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores quisieron ir más allá de la mera contabilización de retuits generados por las noticias de los estos doce medios, para analizar su verdadero alcance e influencia teniendo en cuenta también los retuits de los retuits de los artículos.

“Lo que hemos hecho es un análisis de la red, lo cual es bastante diferente del mero cálculo del número total de tuits y retuits. Se trata de observar cómo se difunde la información a lo largo del tiempo por la red”, explica Ram, autora del estudio.


El Mundo negociará con el comité la participación de sus periodistas en redes sociales en horas laborales y se reitera la privacidad de las cuentas personales.

El Comité de Empresa de El Mundo -del Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM)- ha pedido a la empresa, y ésta lo ha aceptado, que las dos partes negocien las normas que deberán regular la participación de los periodistas de ese medio en las redes sociales, durante sus horas de trabajo.

La empresa ha explicado al Comité que cuando envió a la plantilla un comunicado sobre esta materia no pretendía “controlar la participación de los trabajadores en las redes sociales, como han interpretado la mayoría de ellos, sino establecer unas “consideraciones” sobre un debate que considera necesario llevar a cabo.


Durante el panel realizado en el marco de la principal reunión anual de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), la periodista, experta en redes sociales y maestra de periodismo en el Poynter Institute, de la ciudad estadounidense de ST Petersburg, refirió sobre los cambios que las redes sociales imponen en el periodismo actual.

“Muchas veces los que toman las decisiones son los lectores que están en las redes; son ellos los que eligen qué leer y editan, aunque ni siquiera se haya publicado en los medios de comunicación”, expresó. “En las redes sociales se ven videos e informaciones que ni siquiera publican los medios: esto es una presión para los periodistas”.

La especialista destacó que existe una transición de una sociedad en la que los medios publican y, por otra parte, el público consume. “Hay un ciclo tradicional de noticias, hay otro medio no tradicional, interactivo y con nuevos consumidores”, afirmó.