Twitter y RRPP





La mayor parte de gabinetes de prensa corporativos internos (en la propia empresa) o externos (subcontratados), aún no se han enterado que las redes sociales han cambiado el ritmo de las noticias. Hoy en día prima la velocidad en la comunicación, los eventos suceden y muchas veces se transmiten en directo a través de las redes sociales, por parte de usuarios, clientes, etc.

En la actualidad, el ritmo de gran parte de las noticias son marcadas por los ciudadanos con sus aportaciones continuas en las redes sociales como Twitter, Facebook o YouTube, entre otros, y muchos medios de comunicación van a remolque de dichas aportaciones, en especial los medios off-line que requieren de procesos productivos tediosos.

La mayor parte de gabinetes de prensa internos y externos son muy burocráticos, es decir lentos, y dicha lentitud aún se agudiza más cuanto mayor es la dimensión de la empresa o corporación. Lentitud y redes sociales son conceptos antagónicos y cuando se produce una información relevante (especialmente si se trata de un tema delicado como puede ser una crisis), se requiere de una reacción rápida y de decisiones inmediatas; pero la toma de decisiones en las grandes compañías o gabinetes de prensa es lenta y en muchas ocasiones depende de diversos departamentos o responsables. Como consecuencia, la reacción ante determinadas situaciones conflictivas aparecidas en las redes sociales se produce demasiado tarde.


RRPP online, el futuro de las marcas Por lo general, las relaciones públicas se ligan a los medios de comunicación tradicionales: radio, TV, diarios y revistas, pero en la actualidad las redes sociales han ocupado un lugar importante dentro de esta práctica, debido a la instantaneidad y masividad de la información.

Las relaciones públicas online se basan en los principios de las relaciones públicas tradicionales, las cuales contribuyen a mejorar y proteger la reputación de las empresas mediante canales de comunicación.

La labor de las agencias que prestan este servicio es gestionar la comunicación de una compañía con el fin de lograr transmitir el mensaje de manera eficaz para elevar su perfil y darse a conocer en un determinado público. En este sentido, las redes sociales permiten mejorar la reputación corporativa, la cual es el juicio de valor que hace el público al comparar la imagen con los comportamientos de la organización, debido a que los principales líderes de opinión actualmente utilizan este medio para expresar sus ideas.


Actualmente, las estrategias de Comunicación y Relaciones Públicas de las empresas tienen en cuenta la importancia de los redactores digitales ciudadanos y los blogueros. Saber cómo establecer una relación profesional con ellos y conocer qué es lo que buscan es el dilema de todo profesional de la comunicación corporativa.

“El mundo de la comunicación se encuentra inmerso en un escenario de cambios que afectan a la totalidad del modelo de los negocios: los soportes, los hábitos, los contenidos… Desde el punto de vista de las empresas, es prioritario atender cómo afectan estos cambios y diseñar una estrategia que permita dar respuesta a este nuevo modelo de comunicación”, afirma Lola Pardo de Donlebún, jefe de Desarrollo de Internet de la Fundación La Caixa.

Ante esta nueva situación, la Escuela de Periodismo y Comunicación de Unidad Editorial ha preparado el programa de desarrollo profesional ‘Comunicación Corporativa 2.0. Los gabinetes de prensa y su relación con el nuevo periodista ciudadano’. Frente a una sociedad inmune a la publicidad, las empresas deben esforzarse en crear y filtrar contenidos relevantes, útiles e inspiradores para su público. Por eso, los alumnos de este programa encontrarán respuesta a los problemas concretos que están viviendo en el día a día y una visión global de lo que sucede en el mundo de la comunicación para ser capaces de abordar los cambios de forma eficiente.


Para la especialista, los responsables de manejar la reputación de instituciones y empresas deben definir estrategias frente a las nuevas demandas de transparencia.

“En los últimos años, las relaciones públicas se han hecho cada vez más necesarias para todas las instituciones, tanto de cara a sus públicos internos como externos”, afirma Florence Shapiro, presidenta del Comité de Educación del Senado de Texas y vicepresidente ejecutiva de Comunicación de la firma Academic Partnerships.

En una actividad de cátedra abierta realizada por la Licenciatura en Relaciones Públicas e Institucionales de la Universidad Empresarial Siglo 21, Shapiro ofreció hace unos días una disertación sobre “El Poder de las Relaciones Públicas”, oportunidad en la que dialogó con La Voz del Interior .

–Trabajando en el ámbito público y privado, ¿cómo articuló su especialidad en relaciones públicas entre ambos?

–La educación es un punto en común, ya que Academic Partnerships es una entidad que asiste y ayuda a las universidades a trasladar al formato digital la enseñanza superior tradicional. Mi aporte se ha orientado a cómo pueden contribuir las relaciones públicas a una mejor comunicación online de la educación que ofrecen las universidades privadas.